•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El fisco de Nicaragua ha dejado de percibir alrededor de US$9 millones debido al contrabando de ganado. Eso es lo que estiman representantes de la industria de la carne del país.

“Solo en términos de IR (Impuesto sobre la Renta), el fisco ha dejado de percibir US$9 millones por las 300,000 reses que se fueron en los dos últimos años, que ya no están en el país y que no van a entrar (recursos) por exportaciones ni al bolsillo de los trabajadores”, afirmó José Daniel Núñez, vicepresidente de Canicarne y gerente general del matadero Nuevo Carnic.

Según Canicarne, con base en estadísticas oficiales, en Nicaragua hay un faltante de 300,000 reses, que se presume han salido del país a través de “contrabando”.

EL DESFALCO

José Daniel Núñez explicó que las plantas industriales de la carne compran reses con un peso de 350 kilogramos cuyo valor puede oscilar entre US$900 y US$1,000, a los cuales se les aplica un 3% en concepto del Impuesto sobre la Renta.

“El 3% de US$1,000 equivale a US$30 (en impuestos) por animal y si multiplicamos US$30 por 300,000 reses que han salido ilegalmente entre 2013 y 2014, resultan US$9 millones”, calculó Núñez.

Si bien es probable que entre las 300,000 reses hubiera ganado mediano, que quizás costaban menos de US$1,000, Núñez subrayó que son animales que ya salieron del país sin pagar impuestos y no regresarán.

Es decir, de haberse quedado, esas reses en algún momento iban a valer más de US$1,000 cada una, hubieran pasado por la matanza y hubieran generado ingresos al fisco.

Ver infografía

Se estima que las plantas industriales de la carne sacrificaron alrededor de 625,000 reses en el mismo período que salieron las 300,000 reses de “contrabando”, por lo que el aporte en concepto de IR por el ganado que se sacrificó en industria fue de al menos US$18.7 millones.

Núñez aseveró que empresas como Alba Alimentos (Albalinisa) y SuKarne, que exportan ganado en pie legalmente, también reportan en las estadísticas del Centro de Trámites para las Exportaciones (Cetrex) animales con un peso de más de 350 kilogramos y con un precio promedio mayor de US$1,000.

Los datos oficiales en poder de Canicarne reflejan que en el mismo período, 2013-2014, se exportaron unas 50,000 reses en pie.

VARIOS EFECTOS

En los últimos días, la industria de la carne denunció que hay una escasez de ganado para el destace, como resultado del “contrabando” de ganado.

Ese problema, según Canicarne, ha provocado un incremento en los precios de la carne en el mercado nacional, decrecimiento en los volúmenes de exportaciones de carne y preocupación entre los trabajadores de los mataderos industriales, por la amenaza que representa para sus puestos de trabajo.

De acuerdo con estadísticas del Cetrex, en este momento las exportaciones han caído 8.5% respecto al año pasado.