elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El Tesoro de Estados Unidos debe depositar hoy 4.000 millones de dólares en las cuentas de los fabricantes automovilísticos General Motors (GM) y Chrysler, un dinero que llega como una bocanada de aire fresco para ambos gigantes, que luchan por la supervivencia.

Chrysler recibirá así la totalidad de la suma que fue acordada hasta ahora por el gobierno, mientras que GM cobrará aún 5.400 millones de dólares en enero. Estas sumas fueron concedidas con carácter excepcional en el marco del plan Paulson de rescate del sistema financiero, por un monto total de 700.000 millones de dólares.

Otra partida de 4.000 millones de dólares será puesta a disposición de GM en febrero, tras el desbloqueo por parte del Congreso de la segunda parte de los recursos. La tercera de las "Tres Grandes" de Detroit (Michigan, norte), Ford, pidió apenas una línea de crédito como previsión, pero que en principio no utilizará.

"Gracias, Estados Unidos", se lee en el sitio de internet del grupo Chrysler, tras el anuncio, diez días antes, del desbloqueo de la ayuda federal. Los recursos vienen acompañados por condiciones extremadamente estrictas: ambos grupos deberán emplear estos fondos "para tornarse financieramente viables", según los términos del acuerdo con el Estado.

De aquí al 31 de marzo, deben probar su viabilidad o, en caso contrario, devolver el dinero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus