•  |
  •  |
  • END

CARAZO
La recolección del “grano de oro” en la zona del Pacífico del país está llegando a su fase final, donde hasta la fecha se han recolectado más de 65 mil fanegas de las 100 mil que se plantearon como meta los productores de Carazo, Masatepe, La Concepción, El Crucero y el volcán Mombacho.

Se estima en más de 6 mil las manzanas sembradas de café en la región del Pacífico, según las asociaciones de productores.

Actualmente las casas exportadoras les están pagando a los productores 620 córdobas por fanega de café, mientras que el medio se paga a los recolectores entre 8 y 10 córdobas.

Al finalizar el 2008 el precio internacional del quintal del café ha decrecido, se cotiza en 111 dólares. El año anterior en esta época cerró en 125 dólares el quintal.

Rafael Márquez, gerente de la Empresa Cafetalera Enicasa, exteriorizó a END que “ya hemos recolectado 25 mil fanegas, esta cosecha ha sido muy buena en calidad, pero ha dejado pocos márgenes de ganancias a los productores, debido a que el precio del café ha bajado”.

Añadió que cuando se termina el ciclo del café, Enicasa proporciona asistencia técnica a productores del Pacífico desde mayo hasta que salen los primeros granos del próximo cultivo.

Baja producción y exportaciones
Las exportaciones de café en el ciclo 2007-208 produjeron al país unos 200 millones de dólares, según datos de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua, EXCAN.

Dicho monto tiende a reducirse, debido a la baja que el precio del grano ha experimentado en el mercado internacional en los últimos meses, por efecto de la crisis económica internacional.

Las estimaciones sobre la producción de la cosecha actual son de 1.3 millones de quintales, mientras que en el período anterior fue de 1.6 millones de quintales.

Los caficultores achacan la baja en la producción a un efecto cíclico normal, porque después de una buena cosecha, la siguiente se reduce.

Causas de la baja del precio
La crisis internacional es una de las causas de que el precio del quintal del café  haya disminuido, además de la sobreproducción de 50 millones de quintales en Brasil, que este año se especulaba que bajaría.

Mientras que en Carazo siempre hay una preocupación por la falta de seguimiento de las autoridades de la red del café y por la dificultad del acceso de los caminos para sacar la producción del grano, ya que está terminando la cosecha y no se obtuvo ninguna respuesta por parte de las municipalidades ni por el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI.

La destrucción de los caminos también afectó las zonas cafetaleras del Norte del país, según los mismos productores.

Es importante mencionar que en esta temporada de corte de café pudieron haber participado 5 mil brazos en la zona del Pacífico. Esta cifra ha bajado en comparación con años anteriores.