•  |
  •  |
  • END

El sector arrocero proyecta una siembra de entre 20 y 23 mil manzanas de arroz de riego, lo que consideran positivo, ya que es un área similar a la del año pasado, justo cuando existe preocupación por garantizar que se mantengan las líneas de crédito hacia el sector productivo.

Fernando Mansell, presidente de la Asociación Nicaragüense de Arroceros, ANAR, dijo que existía el temor de que la siembra de arroz de riego, que se lleva a cabo entre diciembre y enero, disminuyera con relación al año pasado, pero como se mejoró el precio al productor, los arroceros están motivados a sembrar.

A finales de octubre de 2008 se oficializó un incremento en el precio del arroz al productor, con lo cual, el quintal pasó de 466 a 495 córdobas el grano en granza seco y limpio.

El presidente de ANAR aseguró que hasta el momento no existe congelamiento de fondos al sector arrocero de parte de la banca nacional, pero que algunos desembolsos están un poco más lentos, debido a que supuestamente la banca internacional había retrasado algunos préstamos.

Mansell afirmó que en el caso del financiamiento que los arroceros reciben de las casas comerciales, podría haber una disminución.

“Hay indicios de que las casas comerciales que antes daban tres o cuatro meses (de financiamiento) ahora sólo darán uno o dos. Hacemos un llamado a los productores a que se acerquen a los bancos y casas comerciales y garanticen la disponibilidad de los recursos para no quedarse cortos”, apuntó.

Dijo que es muy importante el apoyo que las casas comerciales brindan a la mayor parte de los arroceros, a quienes les proporcionan hasta cuatro meses de financiamiento a productores con créditos formales y a algunos hasta el 100 % de los insumos financiados.

El presidente de ANAR también recomendó a los productores no utilizar los recursos en cosas innecesarias, hasta que se normalice la situación crediticia.

Como ejemplo mencionó que si un productor tenía pensado comprar un tractor y no es tan necesario adquirirlo en efectivo, busque una línea de crédito para hacer la compra, para destinar los recursos líquidos a la siembra o que si alguien tiene planificado invertir en algún trabajo, posponerlo mientras no se tengan garantizados los fondos para el cultivo.

Añadió que también sería importante que los productores logren concretar una reunión con el Banco Central de Nicaragua y representantes de la banca comercial, para esclarecer cualquier duda sobre las líneas de crédito para el ciclo agrícola de este año.

Afirmó que hasta el momento lo que han visto es que la situación internacional les puede afectar y existe el temor de que algunos productores no estén preparados.


Costos siguen altos
ANAR solicitará una audiencia con las autoridades del Ministerio Agropecuario y Forestal, Mag-For, para planificar la siembra del grano de este año, que hasta ahora no existen indicios de que disminuya, según Mansell.

El productor señaló que muchos de los insumos necesarios para el cultivo del grano se mantienen caros, a pesar de la reducción que ha experimentado el precio del petróleo en el mercado internacional, lo que fue la justificación para las alzas.

El presidente de ANAR indicó que aunque los combustibles han bajado, otros costos se mantienen altos como el transporte, la urea y la energía eléctrica.

Sin embargo, consideró que está empezando el ciclo y que a mediados de febrero verán cómo se están comportando los costos de operación, para que cualquier disminución en los mismos, sea trasladada al consumidor.

Nicaragua produce unos 4 millones de quintales de arroz, e importa cerca de dos millones para satisfacer una demanda de aproximadamente 6 millones de quintales, según los arroceros.