Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK / AFP

Los precios del petróleo cerraron en pequeña baja el martes en Nueva York, donde la tendencia alcista causada por la intensificación de las tensiones entre Rusia y Ucrania, así como en Medio Oriente, se desvaneció.

En la New York Mercantile Exchange (Nymex), el baril de WTI (West Texas Intemediate, el “light sweet crude” negociado en Estados Unidos) para entrega en febrero, terminó en 48.58 dólares, una baja de 23 centavos con relación a su cierre del lunes.

“Es posible que haya habido algunas tomas de ganancias, favorecidas por las últimas estadísticas publicadas, que son negativas y que ponen el acento sobre la debilidad de la demanda, mientras el mercado se mantiene preocupado por la producción”, observó Antoine Halff, de Newedge Group.

Las estadísticas de la jornada en Estados Unidos mostraron que la baja de la actividad en los servicios se había moderado un poco en diciembre, y que los pedidos industriales habían seguido bajando.

Si bien el alza de precios quedó anulada al final de la sesión, las tensiones geopolíticas, que llaman la atención del mercado actualmente, sostuvieron bien las cotizaciones más allá de los 50 dólares en la sesión.

El crudo neoyorquino subió hasta 50.47 dólares, y en Londres las cotizaciones subieron hasta 52.21 dólares, el nivel del primero de diciembre. La desavenencia entre Ucrania y Rusia debido al gas, mientras tanto, seguía agravándose.

Las entregas de gas ruso en numerosos países de Europa del este y de los Balcanes quedaron totalmente interrumpidas el martes, mientras que el suministro de gas ruso a Italia no llegaba el martes a más del 10% de las cantidades habituales.