•  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK / AFP y NUEVO HERALD

Los precios del petróleo cayeron el miércoles, perdiendo más del 12% en Nueva York, castigados por un aumento importante de las reservas de petróleo en Estados Unidos, cuando el mercado continúa siguiendo de cerca las tensiones entre Rusia y Ucrania y en Gaza.

Esta nueva reducción en el valor del crudo, de acuerdo al Nuevo Herald, pone en problemas la política latinoamericana y el Caribe del presidente venezolano Hugo Chávez, quien en días pasados respiró aliviado con el alza del aceite hacia inicios de la presente semana.

El alza del precio desde finales de 2007, dice un reporte del periódico estadounidense, permitió al presidente venezolano desafiar a Estados Unidos como poder dominante en América Latina y el Caribe, pero la drástica caída del valor del carburante, desde 147 dólares el barril en julio de 2008, hasta llegar a los 42.63 dólares, se ha vuelto demasiado cara para la política continental venezolana.

De hecho, en la bolsa de valor de Nueva York, el barril de WTI (West Texas Intermediate, el “light sweet crude” negociado en Estados Unidos) para entrega en febrero, terminó a 42.63 dólares, una baja de 5.95 dólares con relación a su cierre del martes.

Para el analista independiente, Ellis Eckland, el mercado no está tomando en cuenta la interrupción de las entregas de gas ruso porque sigue el adagio “comprar en el rumor, vender en la noticia”, al tiempo que señaló que los europeos sabían que Rusia cortaría el abastecimiento de gas y se prepararon”.

El mercado también se ve afectado por toda clase de rumores sobre una solución a este conflicto, como también al que opone a Israel y Hamas en la franja de Gaza, y eso impulsó la baja, añadió Ellis Eckland.


Reservas aceleran baja de precio
Por otra parte, el gran acelerador de la baja, la publicación del informe semanal del Departamento de Energía de Estados Unidos sobre las reservas de petróleo, hizo caer las cotizaciones. Las reservas de crudo aumentaron en 6.7 millones de barriles, a 325.4 millones de barriles, una cifra mucho más elevada que las expectativas de los analistas que preveían un incremento de sólo 700 mil barriles.

Las reservas son superiores en 13.6% a sus niveles del año pasado, y quedan “por encima del límite superior de la franja media para este período del año”, indicó el DoE.

Las reservas de gasolina, por su parte, aumentaron en 3.3 millones de barriles, a 211.4 millones de barriles, contra una expectativa de aumento de sólo 600 mil barriles.

Las reservas de destilados (gasóleo y fuel para calefacción) también están altas, en 1.8 millones de barriles, para alcanzar 137.8 millones de barriles, contra una previsión de los analistas de 800 mil barriles.

Esa situación, señala El Nuevo Herald, lleva a la guillotina los subsidios petroleros y otros programas de asistencia a buena parte de Latinoamérica y el Caribe, incluso, ponen en duda que el petróleo de Venezuela pueda financiar las refinerías planeadas en Ecuador y Nicaragua.

Por medio del programa Petrocaribe, Venezuela vende diariamente 56 mil barriles de petróleo y diesel a casi 20 países centroamericanos y caribeños en términos generosos, porque estas naciones pagan de contado alrededor de la mitad y el resto del combustible es financiado a 25 años.

Sin embargo, recientemente el presidente Chávez, dice el Nuevo Herald, dijo que Venezuela tendrá que apretarse el cinturón, pero que las reservas en divisas, que se calculan entre 40 mil y 70 mil millones de dólares, son suficientes hasta que el precio del crudo vuelva a subir.