•  |
  •  |
  • END

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, realizará encuentros con sectores económicos nacionales y extranjeros, que incluye desde las cúpulas empresariales de los países centroamericanos, hasta las organizaciones de los mercados y los departamentos, para adquirir insumos para la propuesta que presentarán al gobierno para afrontar los efectos de la crisis económica mundial.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, afirmó que el 14 de enero arribarán al país los representantes de las cúpulas empresariales de Centroamérica, para preparar una reunión que sostendrán el 15 de enero en Managua con directivos de las 16 cámaras que conforman el Cosep.

Reveló que en el encuentro abordarán dos temas principales; uno de ellos es cómo trabajar en la integración centroamericana, sobre todo, la participación del sector empresarial en los organismos con presencia regional, como el Consejo Consultivo de la Integración Económica y el Consejo de Ministros de Economía de Centroamérica, Comieco, entre otros.

El segundo tema se refiere a las medidas que se están tomando a nivel centroamericano, y para destacar que en la mayoría de estos países, los sectores empresariales tienen una comunicación muy importante con los gobiernos, indistintamente que no compartan la misma ideología, pero sí el objetivo de proteger la economía del país.

El presidente del Cosep señaló que pretenden que las cúpulas empresariales de la región sigan una sola agenda y que las medidas que se están adoptando en las otras naciones para enfrentar la crisis, también se implementen aquí, porque en Nicaragua no existe diálogo.

Agregó que para dicha propuesta también obtendrán insumos de otros sectores como los comerciantes de los mercados, los transportistas y las pequeñas y medianas empresas en general, “porque queremos tener la opinión de ellos y llevar algo concertado desde el sector privado”.

Expresó sus esperanzas en que el gobierno y la Asamblea Nacional escuchen el planteamiento que haga el sector privado, para poder salir adelante frente a las dificultades que se pronostican para 2009 en el campo económico.

Aguerri dijo que la cantidad de gente que se quedó sin empleo el año pasado es ya lo suficientemente importante como para no seguir en politiquerías y que por tal razón no sólo el sector empleador es responsable de encontrar una solución al problema, sino también el sindical.

Destacó que el gobierno de México anunció ayer un plan anticrisis que brinda apoyo a las empresas para que a su vez se proteja el empleo.


Facilitar actividad económica
Añadió que los países centroamericanos están también tomando medidas para tratar de evitar que las industrias de Zona Franca sigan afrontando dificultades que lleven a la pérdida de empleo.

Dos de los puntos que incluirá la propuesta, según Aguerri, son la reforma a la Ley de Salario Mínimo y la aprobación de la Ley de Costas, importantes para generar inversión y empleo.

“Presentaremos un planteamiento para que el sector gobierno sea un Estado que no sólo se dedique a recoger fondos, sino que busque la manera de incentivar la actividad económica, que facilite la actividad, que comparta el interés de que la producción y el empleo se tienen que aumentar y ésos son elementos que estarán incluidos cuando tengamos todos los insumos”, expresó.

Agregó que el Estado debe ser facilitador y no sustituto de las empresas y que las respuestas a los problemas deben darse en acuerdo con las empresas y no contra ellas.

“Invitamos a que (el gobierno) vea lo que hacen otros gobiernos del área, los canales de comunicación que tienen, porque la demanda del 70 % de la población está relacionada con que no hay mejoramiento económico y de nivel de vida, y con la situación externa que tenemos, será difícil si no existe concertación para dar respuesta a la ciudadanía”, puntualizó.