•  |
  •  |
  • END

La inflación acumulada en 2008 cerró en 13.77 %, 3.11 % menos que en el 2007, debido a que la reducción en el precio internacional del petróleo influyó en una disminución en los valores de los combustibles y energía en los últimos meses, según un informe del Banco Central de Nicaragua, BCN.

La tasa de inflación de 2008 fue menor a las últimas proyecciones que hicieran autoridades del gobierno y economistas independientes, que la estimaban cercana al 15% al final del año, aunque los precios de los alimentos siguieron haciendo presión al alza.

La institución monetaria informó que en el mes de diciembre el Índice de Precios al Consumidor, IPC, registró una disminución de 0.24 puntos porcentuales y el grupo de bienes y servicios relacionados con combustibles y energía, reflejó una tasa negativa de -0.79 puntos porcentuales a la inflación del mes.

La reducción en el precio internacional del petróleo derrumbó las estimaciones que hicieron a inicios de año algunos economistas independientes, cuando proyectaron que la inflación de 2008 cerraría hasta en 27 %.

Sin embargo, la caída que posteriormente comenzó a experimentar el precio internacional del crudo, desde los más de 140 dólares por barril a menos de 40 dólares en diciembre, cambió la proyección a un estimado de 15 %.

El BCN menciona que en el mes de diciembre el precio internacional del petróleo registró su valor más bajo en los últimos cuatro años, cuando cayó hasta los 33.87 dólares por barril en Nueva York.

Esto provocó, según el informe, que la gasolina, el diesel, el gas licuado y el keroseno, registraran una tasa negativa del -0.64 puntos porcentuales en el último mes de 2008.

La energía eléctrica también tuvo un comportamiento negativo de -0.10 puntos porcentuales en diciembre, a causa de una nueva reducción en la tarifa energética, debido al mismo efecto del precio internacional del petróleo, que redujo el valor del combustible para generación.


Alimentos impulsaron la inflación
Pese a la reducción que provocó en los precios de los productos la baja en el valor internacional del petróleo, la reducción a lo interno no fue mayor por la presión que hicieron los precios de los alimentos.

“Este efecto (la reducción por el precio internacional del petróleo), fue parcialmente contrarrestado por aumentos en los precios de artículos pertenecientes a los capítulos de alimentos, bebidas, equipamiento y mantenimiento de la casa”, dice el informe del BCN.

La información indica que el capítulo de alimentos y bebidas generó el 75.2% a la inflación acumulada de 2008.

El arroz, aceite vegetal y el frijol experimentaron una tasa negativa de -0.24 puntos porcentuales en diciembre.

En cambio, el tomate registró 0.17 puntos porcentuales, las frutas 0.13 puntos y la leche y sus derivados 0.11 puntos porcentuales en diciembre.