•  |
  •  |
  • END

La próxima ronda de negociación comercial del Acuerdo de Asociación que Centroamérica lleva a cabo con la Unión Europea, UE, será decisiva, porque se definirán las cuotas y libre acceso de los productos de interés para ambas partes, afirmó Oscar Alemán, coordinador técnico de la Comisión del Acuerdo de Asociación del Consejo Superior de la Empresa Privada, ADA-Cosep.

Para finales de enero se programó la sexta ronda de negociación entre Centroamérica y la UE en Bruselas, Bélgica, a la que según Alemán, ya llevan varios temas consolidados.

Dijo que la UE consolidó los temas de acceso a mercados y lo relacionado a aspectos normativos, además del Sistema General de Preferencias (SGP), que otorga beneficios arancelarios a Centroamérica.

Alemán señaló que en esta próxima ronda se discutirá lo relacionado a los productos de interés para ambas partes, incluyendo los considerados “sensibles” para Centroamérica, entre ellos la carne, azúcar, banano, arroz, café.

Añadió que entre los productos de interés para Europa está el tema de los vinos y el acceso de los vehículos originarios del viejo continente.

“Es de vital importancia esta ronda, porque ya vamos a entrar a discutir cuotas, porque para Europa por ejemplo, en el caso de la carne no había acceso inmediato a este mercado y entraremos a negociar cuotas, plazos de desgravación, factores de crecimiento, entre otras cosas”, apuntó.

Sobre el tema de la carne, Alemán afirmó que Centroamérica primero estaba pidiendo libre comercio, pero que Europa dijo que no era posible y ahora lo que se tiene pensado es solicitar una cuota.

Explicó que Centroamérica sostendrá una reunión de coordinación en Guatemala para determinar los detalles de cada producto, pero que la referencia que tienen como Nicaragua es el Cafta, es decir, no puede haber una cuota menor a la negociada con Estados Unidos.

Recordó que el país obtuvo con el Cafta una cuota de 10 mil toneladas de acceso para la carne, más un factor de crecimiento del 5 % anual.

Afirmó que el Cafta debe ser el piso de la negociación con la UE y precisamente la aspiración para Nicaragua es que haya una paridad con dicho tratado comercial.

“Cualquier situación que vaya más allá de lo que se negoció en el Cafta, entraría en un conflicto con lo que se negoció con Estados Unidos y por eso creo que no va a haber mayor movimiento de lo negociado con Estados Unidos”, expresó.

Alemán dijo que existe también interés en una canasta de productos de bebidas alcohólicas, cuyo acceso se definirá en las próximas rondas.

Crédito financiero dependerá de proyectos
Sobre el Fondo Económico de Crédito Financiero, una partida millonaria que se utilizaría para reducir las desventajas en infraestructura que tiene Nicaragua y sus vecinos frente a Europa, Alemán señaló que el monto dependerá de los proyectos que se decidan llevar a cabo.

En un momento Nicaragua había planteado un monto por 20 mil millones de euros (más de 31 mil millones de dólares), que se destinarían a la mejora de la infraestructura vial, puertos, aeropuertos y proyectos productivos de alcance regional, que sirvan como plataforma de las inversiones provenientes de Europa y cualquier parte del mundo.

El coordinador técnico de ADA-Cosep, dijo que el monto va a depender de los proyectos, porque hay que enfocarlo en las nuevas circunstancias económicas y financieras internacionales y determinar el interés de los europeos.

Añadió que en el caso de Nicaragua, una misión llegó al Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, para presentar los puntos de vista del país y esta institución y el Banco Europeo de Inversiones, están formando un equipo para trabajar conjuntamente en determinar el monto y los principales proyectos que tendrán alcance regional.