•  |
  •  |
  • END

Las trabas no arancelarias que El Salvador está aplicando a la entrada de queso de Nicaragua fue uno de los temas que representantes del sector lácteo plantearon al vicepresidente de la República, Jaime Morales, con el objetivo de encontrar una solución al más alto nivel entre ambos gobiernos.

El planteamiento se lo hicieron los productores a Morales Carazo, para que le fuera transmitido al presidente Daniel Ortega y éste aborde el tema con su homólogo de El Salvador, Antonio Saca, durante la reunión que sostendrán mañana jueves en Managua los mandatarios del área, donde Ortega asumirá la presidencia pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana, SICA.

Wilmer Fernández, presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo, Canislac, dijo que las trabas que El Salvador impone a los lácteos nicas es un problema recurrente, que se ha estado discutiendo a nivel de ministros de Agricultura, pero que los salvadoreños están haciendo caso omiso a la solicitud nicaragüense.

Dijo que Nicaragua tiene argumentos sólidos para demandar la libre entrada de los lácteos a El Salvador, porque dichas trabas violan el reglamento de la integración centroamericana.

Agregó que los salvadoreños no están reconociendo los certificados que otorga el Ministerio Agropecuario y Forestal, Mag-For, además de que está imponiendo cuotas a las plantas procesadoras de queso de Nicaragua, dos situaciones que violan el reglamento de la integración centroamericana.

Fernández aclaró que no están pidiendo a El Salvador que permita la entrada de queso de mala calidad, sino que se respete la integración, “porque entonces para qué queremos integración”, se preguntó.

Consideró que un tema prioritario de Nicaragua en esa reunión debe ser el bloqueo de El Salvador al libre comercio y agregó que un cargamento rechazado por los salvadoreños por presuntos problemas de calidad, resultó limpio en las pruebas hechas por el Mag-For.

El presidente de Canislac aseguró que El Salvador compra el 80 por ciento del queso que exporta Nicaragua, cuyas exportaciones en 2008 sumaron unos 120 millones de dólares, incluyendo todos los derivados lácteos.

Mejorar infraestructura
Fernández dijo que también le expusieron al vicepresidente de la República otros aspectos que son importantes para el sector lácteo, como el plan de reconversión de la ganadería y el apoyo crediticio al sector a través del Banco de Fomento, para mejorar la capacidad productiva del gremio.

Agregó que se necesitan resolver los problemas de infraestructura, como la falta de caminos para sacar la producción, los requerimientos de electrificación rural, que permitan promover el desarrollo y dinamizar la economía de las zonas rurales.

El presidente de Canislac dijo que han estado trabajando con las uñas y que en algunos momentos se sienten como huérfanos de parte del Estado, sobre todo por el poco apoyo que tienen para las exportaciones y las regulaciones del mercado, que provocan distorsiones que afectan a los productores.

Fernández dijo que el vicemandatario les recomendó realizar estos planteamientos desde el Cosep, con quien normalmente el gobierno discute los problemas del sector productivo.