•  |
  •  |
  • END

Nicaragua está explorando distintos mercados, tanto en relaciones directas de comercio o mediante la suscripción de acuerdos de libre comercio, para diversificar más su producción exportable y disminuir en lo posible los efectos negativos de la recesión mundial, destacó el ministro de fomento Orlando Solórzano Delgadillo.

Al reconocer los problemas acuciantes que se derivan de la crisis económica mundial, dijo que lo que pretende el país es ampliar sus relaciones comerciales, independientemente de la posición política que tenga cada una de las naciones con las cuales se establezcan relaciones de comercio.

“El comercio no tiene figura política”, reiteró el ministro, afirmando a la vez que ampliarán y consolidarán el mercado centroamericano, el de las naciones miembros del grupo del Alba, como Venezuela y Cuba, así como el de otros países de la región, al tiempo que dijo que buscarán cómo sacarle más provecho a los mercados de libre comercio con los que ya cuenta Nicaragua.

Por otra parte, Solórzano dijo que están explorando mercado como Rusia e Irán, que tienen mucho poder de compra y necesitan productos como carne, al tiempo que añadió que están tratando de aumentar sus exportaciones hacia Taiwán.

Un problema actual no es el de falta de mercados para Nicaragua, sino que es de limitación de oferta exportable, dijo el ministro, quien agregó que además se intenta consolidar el mercado interno, aumentando la producción, conversando con diversos sectores productivos y comerciales para no sólo aumentar la producción, sino ser más competitivos, aumentando el valor agregado de los productos del país.

Señaló el ministro que Nicaragua no puede seguir exportando productos primarios y que posteriormente otros países, como El Salvador, los transforme, los vendan a otras naciones como suyos y a la par después nos los devuelven transformados a nosotros mismos.


Fortalecerán encadenamientos productivos
En ese sentido, señaló que las conversaciones con los diversos sectores es para fortalecer el encadenamiento productivo con diferentes rubros, en lo que, manifestó vamos a darle prioridad a las Pymes, fortaleciendo los consejos departamentales y las comisiones por ramas, como las de cuero-calzado; madera-muebles, de pan, entre otras.

Por otra parte, en relación al recientemente aprobado protocolo del Tratado de Libre Comercio con Panamá, que fue firmado en 2002 y permitirá que entre en vigor en cuanto sea ratificado por los parlamentos de ambos países, el ministro afirmó que en ese acuerdo entrará el 87 % de los productos de exportación de Nicaragua.

Entre otros productos de acceso inmediato mencionó: leche fluida, derivados de la leche como crema, leche condensada, yogurt, queso fresco, requesón, queso mozarella, langostas, ajos, chiltomas, chayotes, frijoles rojos, yuca, semillas de marañón, naranjas, limones, jengibre, despojos comestibles de bovinos, tabaco en rama, mangos, plátanos, sandías, okras, melones, bananos frescos, ajonjolí, entre otros.

También entran otros productos como: maíz, sorgo, harina de maíz, aceite en bruto de maní, embutidos, cacao, granos, chocolate, ron, helados, jugos concentrados, alcohol etílico, cigarros, puros, etanol, fregaderos y lavabos, hamacas, calzados y artesanía, solventes, disolventes y diluyentes, entre otros.

En el caso de la carne, después de varios años de negociaciones, podrán entrar inicialmente al mercado panameño mil 500 toneladas métricas de carne, cuota que irá aumentando en un 15 % anual y cuyo arancel disminuirá anualmente un 10 %, hasta quedar totalmente libre de impuestos de introducción.

Recordó, por otra parte, que actualmente están pendientes de negociación el Acuerdo de Asociación con Europa, los TLC con Canadá, con Chile, el del CA-4 con el Cariocom, así como uno de Centroamérica con Perú.