•  |
  •  |
  • END

La Dirección de Defensa del Consumidor, adscrita al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, expresó que no está facultada para tomar acciones frente a las alzas de los precios de los combustibles en el mercado local, mientras el tema ya despertó el interés de algunos diputados, que piden medidas de control para el mercado de hidrocarburos.

Los precios de los combustibles subieron nuevamente esta semana, el cuarto incremento en menos de un mes, en momentos en que el valor del petróleo sigue cayendo en el mercado internacional.

Haraxa Sandino, director de Defensa del Consumidor, afirmó que los combustibles están sujetos al mercado y que por lo tanto, no existe ninguna entidad que se encargue de regular dichos precios.

Agregó que el Mific lo único que hace es dar un “acompañamiento” a la Dirección de Hidrocarburos del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, a través del Laboratorio Nacional de Metrología, Lanamet, para controlar las medidas exactas de lo que las gasolineras venden.

Por su parte, el diputado Agustín Jarquín, envió una carta al titular del Ministerio de Energía y Minas, MEM, Mario Rappaccioli y el presidente del INE, David Castillo, en la que les pide que implementen un mecanismo para determinar la justeza de los precios de los combustibles.

En su carta, Jarquín sugiere “elaborar una propuesta de metodología justa y transparente, para determinar con certidumbre, objetividad y equidad los precios de los
combustibles, superando así la fórmula secreta, subjetiva y arbitraria con la que las petroleras imponen cada semana estos precios”.

Añadió que con esta solicitud está poyando la iniciativa que, con esos propósitos, presentó recientemente la Red de Defensa de los Consumidores.

“Recordamos que en noviembre pasado les solicitamos su diligente y eficaz intervención… con respecto al arbitrario precio de los combustibles, que suben a pesar que de que la tendencia internacional sigue siendo hacia la baja, insistiendo en esa ocasión que el sector de hidrocarburos debe ser regulado con mayor vigilancia por el INE y el MEM, y que sin más atrasos se debía modificar el método de establecimiento de los precios de los combustibles al público, pues es claro que no hay la competencia propia de una economía social de mercado, sino que existe un oligopolio que impone sus precios al consumidor”, añade Jarquín en su misiva.

Propone comisión especial
El parlamentario recomendó la conformación a la brevedad de una Comisión Especial que se encargue de elaborar la metodología para determinar si los precios actuales de los combustibles se apegan a la realidad.

Recordó que a inicios de octubre pasado la intervención de ambas entidades “fue oportuna, contundente y eficaz, para detener el intento de las petroleras que querían aplicar a su arbitrio aumentos de 17 córdobas el galón de la gasolina súper y 11 córdobas el de la regular; evitando así que se produjera un duro atropello a las economías de los nicaragüenses”.

La semana pasada el petróleo bajó 10.58 por ciento, pero las gasolinas subieron nuevamente.

Ayer el precio del petróleo siguió bajando, al cerrar a 34.30 dólares por barril en Nueva York, uno de los precios más bajos en los últimos cuatro años.

Analistas de Goldman Sachs pronosticaron que el precio podría caer por debajo de los 30 dólares antes de finales del presente trimestre, aunque precisó que podría subir a los 60 o 70 dólares por barril en el segundo trimestre.