•  |
  •  |
  • END

La polarización que ha mantenido la sociedad nicaragüense ha impedido hasta ahora entender la gravedad de la crisis económica internacional y a la cual se enfrenta Nicaragua, con su propios problemas internos que deben ser superados, expresó a EL NUEVO DIARIO el presidente de la Cámara Americana Nicaragüense de Comercio, César Zamora.

Zamora, quien asistió al foro sobre la crisis internacional y América Latina, impulsado por el Grupo Latinoamericano y del Caribe (Gurulac), destacó que es dramático observar los indicadores que manejan organismos como el Fondo Monetario Internacional, que revelan que el producto bruto del mundo apenas crecerá por encima del dos por ciento durante 2009, respecto a 2008.

Eso quiere decir, explica Zamora, que la generación de riqueza en el mundo decrecerá poco más del medio por ciento respecto del año anterior, lo que significa más hambre, desempleo y grandes ajustes sociales, de los cuales Nicaragua no está exenta.

Nicaragua no está exenta de la crisis, está inmersa en ella y sus efectos ya se están sintiendo en el país, por lo tanto, estamos llamados a buscar unidos los mecanismos para esta situación y en ese sentido tenemos que repensar nuestro actuar y actuar en consecuencia, explicó el empresario.

Zamora señala que tiene que haber un acuerdo entre trabajadores, empresarios, gobierno, sociedad civil, políticos y acordar medidas económicas y de gobernabilidad que hagan posible que podamos pasar esta crisis con el menor costo y tiempo posible.

El dirigente empresarial expresó que la crisis que se abate sobre el mundo está planteada con un horizonte más largo que 2009, “el horizonte se ha movido mas allá de 2009 y de 2010 y entonces como país tenemos que pensar en algunas ventajas que nos da nuestra posición geográfica para potencializarlas”

De acuerdo al empresario, entre algunas ventajas comparativas de Nicaragua sobre otras naciones, están la situación privilegiada de estar cerca de Estados Unidos, de que todos los puertos e infraestructura del país facilitan exportar bienes y materias primas hacia esa nación y hacia el resto de Centroamérica.


Mejorar infraestructura
Señala Zamora que en Nicaragua hay que hacer uso racional de esta infraestructura, mejorarla en el mediano plazo, pero hoy por el momento debemos potenciar nuestra capacidad de producción para dirigir nuestros productos agropecuarios hacia el mercado norteamericano.

El directivo de Amcham destaca que Nicaragua tiene la ventaja de que vende productos agrícolas y de que el consumo de los bienes agropecuarios no se ha reducido en la misma proporciona que otros productos de manufactura, por lo cual, “hay que invertir en el campo, mejorando los servicios de agua, energía eléctrica, caminos y carreteras para exportar con más facilidad nuestros productos”.

Sin embargo, añadió que hay que mejorar la seguridad jurídica, que es una de las grandes debilidades que tiene el país, al tiempo que asegura que mejorarla no significará implementar grandes recursos económicos, sino una voluntad política de transformar la situación.

Detalló que las prioridades deben ser tres o cuatro para defender a la familia nicaragüense. En primer lugar, se debe defender el empleo, por lo cual, señala que el Consejo Superior de la Empresa Privada hace énfasis en que la discusión del salario mínimo se dé para defender el empleo, es decir, que sólo se revise una vez al año y de acuerdo a la marcha de la economía nacional.