elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AP / AFP

El gobierno de Daniel Ortega realiza gestiones con la comunidad cooperante para garantizar la entrada de recursos externos ante los problemas económicos que amenazan a Nicaragua por la crisis financiera internacional, informó el canciller Samuel Santos. "Estamos en una serie de reuniones con todos los cooperantes", reiteró el diplomático en un acto oficial en el ministerio.

Los contactos son encabezados por directivos de la cancillería con representantes de países y organismos cooperantes acreditados en Managua, misiones de Noruega y Canadá que visitaron este mes el país, indicó. El gobierno decidió abrir el diálogo con los cooperantes ante la urgencia de obtener fondos para programas agrícolas e inversiones públicas y cubrir este año el déficit presupuestario, explicó por su parte el vicecanciller para Asuntos de Cooperación de Cancillería, Valdrack Jaenske.

Las acciones buscan restaurar las relaciones con los cooperantes, tras los recortes parciales de ayuda y tensiones suscitadas por las denuncias opositoras de fraude en los comicios municipales de noviembre, que dieron como ganador oficial al gobernante Frente Sandinista.

Retención de ayuda
La crisis también ha llevado a Ortega a bajar el tono confrontativo hacia Estados Unidos y Europa, dada la dependencia que tiene Nicaragua de la ayuda externa, valorada en 500 millones de dolares al año. El conflicto provocó la retención de 43,4 millones de dólares de la Unión Europea destinados a cubrir el déficit presupuestario, 64 millones de la Cuenta Reto del Milenio de Estados Unidos y reducciones de Finlandia.

El gobierno se niega, sin embargo, a discutir con los cooperantes sobre las elecciones y plantea recuperar su confianza sobre premisas económicas y sociales, sin condiciones políticas.