•  |
  •  |
  • END

La Superintendencia de Bancos emitirá una nueva normativa para la gestión de crédito y riesgo para el financiamiento de consumo e hipotecario, que incluirá cambios a la que entró en vigencia este mes, informó Antenor Rosales, Presidente del Banco Central de Nicaragua.

El funcionario también anunció a los productores, que a través de la Financiera Nicaragüense de Inversiones, FNI, se están destinando 454 millones de córdobas para la producción agrícola y ganadera, los que se distribuirán a través de la banca privada.

Rosales, quien también es directivo de la Superintendencia de Bancos, dijo que el motivo de la nueva normativa es porque la que entró en vigencia en enero fue “mal interpretada por algunos”, específicamente en la parte del porcentaje de crédito al que se puede tener derecho.

El presidente del BCN se refirió a dichos temas, luego de reunirse con la directiva de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, ante quienes hizo una exposición sobre el tema crediticio y el apoyo que se está gestionando en términos financieros para el sector productivo.

Explicó que el cambio fundamental en la nueva normativa es que antes se había establecido un techo para lo que se conoce como “el pago de servicio de la deuda”, que estaba definido hasta en un 40 %, lo que en otras palabras corresponde al porcentaje del salario que el deudor deberá pagar mensualmente.

Aseguró que este aspecto fue mal interpretado en la normativa anterior, porque algunos consideraron que una persona sólo se podía endeudar con un monto de hasta el 40 % de su salario.

“Poniéndolo con cifras, no es lo mismo decir que si yo gano 10 mil córdobas, me puedo enjaranar hasta con 4 mil córdobas, quiere decir que si gano 10 mil córdobas, en el mes sólo debo destinar 4 mil córdobas para pagar el principal y los intereses. Yo me puedo enjaranar con 10 mil ó 20 mil, pero para pagar el principal e intereses mensuales, solamente voy a pagar hasta el 40 % (del salario)”, precisó.

Dijo que la nueva normativa es una revisión más ajustada a los requerimientos de distintas voces nacionales y que la misma entrará en vigencia a partir de marzo.

Añadió que la normativa establece políticas y medidas que deben de tomar los bancos y sobre lo que la supervisión bancaria debe desarrollar su regulación.

“Hemos definido en la misma norma un conjunto de cambios que posibilitan que los bancos tengan en cuenta el endeudamiento del solicitante del crédito, que tengan en perspectiva la sostenibilidad de pago de ese deudor y estableciendo políticas más bien de carácter general, que sean los propios bancos los que definan los límites a partir de esas políticas establecidas en la norma”, apuntó.

Apoyo al sector productivo

Sobre las demandas de financiamiento de parte de los gremios productivos, Rosales señaló que las medidas para apoyar la producción están incorporadas en el plan económico anunciado recientemente por el gobierno, las que tienden a garantizar que los bancos locales cuenten con liquidez suficiente para financiar al sector agropecuario.

Entre esas medidas mencionó la solicitud que están haciendo al Banco Interamericano de Desarrollo, BID, además de que las instituciones financieras puedan contar con otros recursos que están en el Banco Mundial, a través de la línea especial de asistencia financiera para los bancos.

Reveló que los productores plantearon la posibilidad de disminuir el encaje legal, siempre que la reducción se destine a crédito productivo.

El encaje legal es un porcentaje de los depósitos del público que cada banco debe depositar por ley ante el BCN, como un respaldo a los mismos y cuya tasa actualmente es del 16.25 %.

“Explicamos que eso (la reducción del encaje legal) tendría un impacto en las reservas y que con la instalación del Consejo Directivo, el Banco Central va a tener que discutir ese tema y continuaremos esforzándonos para lograr una política crediticia que verdaderamente fomente la producción nacional”, expresó.

Productores satisfechos

Manuel Álvarez, Presidente de Upanic, expresó su satisfacción por el planteamiento que les hizo el presidente del BCN en relación a las gestiones para apoyar el financiamiento al sector productivo.

Afirmó que después de la reunión salieron con ánimo para comenzar a preparar las tierras, porque antes estaban preocupados ante la proximidad de la siembra de primera y la incertidumbre por el crédito.

Consideró que el monto ofrecido para la siembra de primera es adecuado y si se consiguen los recursos de organismos financieros multilaterales, no habrá problema con la producción de este año.

Además, dijo que los mismos banqueros están claros que con los intereses altos no se puede trabajar, sobre todo por la caída que están experimentando varios de los productos de exportación, pero que con la inyección que se pretende dar al sector financiero, hay optimismo entre los productores.

No a tomas de tierra

Rosales señaló además que durante el encuentro le garantizó a los productores que el gobierno está en contra de las tomas de tierra, porque se debe garantizar la estabilidad y la seguridad que permita que la decisión de invertir sea una realidad.

Consideró que es necesario que los nicaragüenses confíen en que pueden producir en el país y generar la riqueza necesaria para enfrentar la crisis internacional, por lo cual, las tomas de tierra no pueden seguir.