•  |
  •  |
  • END

Acortando brechas en innovación y desarrollo
Mientras más avanza la ciencia y la técnica, más lento resulta el proceso de nuevos descubrimientos o elementos tecnológicos, hasta que se desata una nueva revolución tecnológica, la cual permite avances sustanciales debido a que se basa en nuevas fuentes de energía o nuevos modelos, como esperamos que ocurra con la nano tecnología.

América Latina empieza a reducir su brecha tecnológica respecto a países desarrollados desde los noventa, mediante cambios en políticas de Ciencia y Tecnología promovidos por Cepal, el CELA, el BID y la OEA entre otros, una vez que se identificara esta debilidad de la región.

En este período surgieron legislaciones que comprometen más al Estado en la promoción de la ciencia y la tecnología, pasando entre 1990 y 2001 las inversiones estatales, en forma global, de 0.49 del PIB a 0.64. Igualmente se registra un incremento en las patentes de 25.468 en 1990 a 55.286 en 2002. En Nicaragua de 2000 a 2007 de 1367 patentes solicitadas, 500 fueron concedidas, según informe de Ricyt. Igualmente, en este período se crean redes como Cyted, Mercocyt, Comcyt, entre otras.

Lo anterior estimuló la investigación para el desarrollo en toda la región. Aunque en nuestro país se priorizan sectores de primera importancia productiva como la producción agrícola, aún no es posible observar el impacto de esta inversión como avances en el sector en términos de productividad, calidad, etc.

Conicyt, que es la Comisión Nicaragüense de Ciencia y Tecnología, se encuentra promoviendo entre otras cosas un premio nacional de innovación para el desarrollo humano. Dicho premio considera este año tres categorías: Protección del medio ambiente (agua, bosques, energía limpia), Educación ambiental y Prevención desastres naturales.

Carlos Javier López y Marcia Estrada G
Ingenieros Agrícolas
marciaestrada@yahoo.com