•  |
  •  |
  • END

El Tratado de Libre Comercio entre Nicaragua y México arribó a diez años, si bien es cierto con un crecimiento del valor de las exportaciones nicaragüenses hacia la nación azteca casi de seis veces, pero partiendo de una base muy pequeña de parte de este país.

En cifras porcentuales el crecimiento de las exportaciones nicaragüenses hacia México es ciertamente mayor para Nicaragua, sin embargo, cuando se analizan las cifras totales y se busca un porqué de tanta diferencia, salta fácilmente a la vista la enorme distancia en cuanto a desarrollo.

Sin embargo, para el representante diplomático azteca, Raúl López Lira Nava, Nicaragua tiene muchas posibilidades de ir acortando la distancia, dado que la lista de productos cuya entrada a México se encuentra desgravada es cerca de un centenar y, por lo tanto, se podría aprovechar aún más el Tratado de Libre Comercio que está pronto a cumplir diez años.

Respondiendo a una pregunta de EL NUEVO DIARIO, el diplomático mexicano, quien tiene tres meses de estar en el país, responde complacido: “No soy futurólogo ni adivino, pero creo que el Tratado de Libre Comercio que firmaron Nicaragua y México tiene muchas oportunidades de crecer aún más”.

El Tratado de Libre Comercio entre ambas naciones comenzó a ser discutido en las primeras reuniones que se realizaron entre las autoridades económicas de Nicaragua y las de México en Tuxtla Gutiérrez, en 1991, y el proceso de negociación en sí concluyó el 18 de septiembre de 1997, y se firmó tres meses después el 18 de diciembre de 1997.

Ese primer tratado comercial firmado por Nicaragua con otra nación entró en vigor el primero de julio de 1998, y en julio de este año se cumplirán los diez años de ese acuerdo de comercio.

En ese sentido, el embajador López Lira Nava dijo que están convocando a las autoridades, a los hombres de negocio, tanto de Nicaragua como de México, a analizar los resultados de la administración de ese acuerdo, que fue el segundo firmado por la nación azteca con un país centroamericano.

“En mi opinión, el acuerdo, después de diez años de firmado, ha dejado resultados positivos para ambos países, dado que el comercio se ha expandido y porcentualmente lo ha hecho más para Nicaragua”, destaca el embajador.

Cifras de la Secretaría de Comercio de México señalan que el intercambio comercial se incrementó en esos diez años en un 500.5 por ciento, al pasar de 100 millones de dólares en 1997, a 600.5 millones de dólares en 2006.


Evolución del comercio
En esa década comprendida de 1997 al 2006, las exportaciones de México a Nicaragua aumentaron 489.6 por ciento al pasar de 88.6 millones a 522.4 millones, señala el informe de la Secretaría de Comercio, en tanto que las colocaciones de productos hechas por Nicaragua en el mercado mexicano han tenido un crecimiento de 585.1 por ciento, al pasar de 11.4 millones de dólares a 68.1 millones de dólares desde 1997 al año 2006.

Al analizar el estado de la balanza comercial entre las dos naciones, se puede afirmar que es negativa para Nicaragua y positiva para México, pero, de acuerdo con el embajador mexicano, es por el tipo de productos que México le venda a Nicaragua, que son derivados petroleros fundamentalmente.


Desgravación en horizonte cercano
Este tipo de químicos, destaca, son productos mucho más caros, sobre todo ahora que ha aumentado el precio de los carburantes, y “ésta es la diferencia en la balanza comercial”, explica el diplomático, señalando que, sin embargo, hay una lista de 50 productos que Nicaragua puede exportar hacia su país, y cuya entrada a México está desgravada.

México tiene una cantidad mucho más reducida de productos que pueden entrar desgravados hacia Nicaragua, y el que haya aumentado el valor del comercio entre los dos países quiere decir que el tratado está funcionando, y “por eso estoy muy contento”, manifiesta el embajador. De acuerdo con el diplomático, lo que ahora se pretende es revisar estas cosas, ver cómo ha funcionado el tratado y analizar cómo puede ser mejor aprovechado, para lo cual los gobiernos de México y Nicaragua están platicando, pero además que están analizando para ver cómo puede incluir dentro de los beneficios del acuerdo comercial a la pequeña y mediana empresa.

“Otro tema que quiero comentar es que se puede decir que los productos que están desgravados de aranceles son cerca de un 90 ó 95 por ciento, y el tratado concluirá en el 2012 con el desgravamiento total de todos los productos que se encuentran en la lista del acuerdo negociado hace casi diez años”, estimó López Lira Nava, quien añadió que ya quedan muy pocos productos por desgravar.

Actualmente Nicaragua exporta hacia México productos como ganado en pie, carne, vísceras, arneses para vehículos, cacahuates, azúcar de caña, cueros, pieles frescas o saladas, además de pantalones, camisas y quesos.

México le vende a Nicaragua productos petroquímicos, pero el horizonte del intercambio comercial se puede ampliar, incluso con leche en polvo y maíz, que son dos productos sensibles para Nicaragua, pero que en el 2012 serán desgravados por México.


Interés de empresarios mexicanos de instalarse en Nicaragua
Sobre los problemas comerciales que se registraron en el transcurso de la primera década del Tratado de Libre Comercio, el diplomático mexicano recordó que se solucionó instalando a mediados de 2006 una oficina de revisión fitosanitaria en la frontera entre Guatemala y México, en la localidad de Hidalgo.

Antes, los productos nicaragüenses tenían que viajar hasta Matamoros o Manzanillo.

Por otra parte, el embajador dijo que en los tres meses que tiene de estar en Nicaragua, ha visto que de parte de empresarios mexicanos hay mucho interés en invertir en este país centroamericano.

Uno de esos ejemplos es el de unos empresarios menonitas de Chihuahua, que están tratando de instalar una planta de procesamiento de quesos en la cuenca lechera al este de Matagalpa, y en la cual invertirán alrededor de dos millones de dólares, para lo cual ya han hecho los estudios y, posiblemente, en 2008 se instalen.

Por otra parte, la empresa productora de cemento mexicana, Cemex, abrirá una nueva planta para producir adoquines, con cerca de una inversión de un millón de dólares, lo que “es un ejemplo del entusiasmo de los mexicanos por venir a invertir en Nicaragua, tomando en cuenta incluso que entre los dos pueblos hay una impresionante relación, que se estrecha con parientes o amigos en ambos países”.

En ese sentido, aseguró que las autoridades de los dos países están trabajando para incluir a la pequeña y a la mediana empresa o industria en los beneficios del intercambio comercial, e insistió en que “no soy futurólogo, no tengo una bolita de cristal, pero auguro un buen futuro para este sector por la decisión de ambos gobiernos en incluirlos”.



ESTADÍSTICAS DE LA RELACIÓN ECONÓMICA Y COMERCIAL
ENTRE MÉXICO Y NICARAGUA
Balanza Comercial de México con Nicaragua
(Millones de dólares)
Año Comercio total Exportaciones a Nicaragua Importaciones desde Nicaragua
1997 100 89 11
1998 79 65 14
1999 90 75 15
2000 149 123 27
2001 161 129 31
2002 120 93 27
2003 169 131 38
2004 203 151 52
2005 483 324 159
2006 601 522 78
2006* 334 297 37
2007* 312 272 41


* Cifras correspondientes al periodo enero-junio
FUENTE: Secretaría de Economía de México
* El cuadro elaborado por la Secretaría de Economía de México revela el comportamiento del intercambio comercial entre Nicaragua y el país azteca. Cabe hacer notar cómo el mejor año para México fue 2006, y para Nicaragua, 2005, lo que puede corresponder a un momento de mayor exportación de ganado en pie.