•  |
  •  |
  • AP

La Cámara Americana de Comercio de Nicaragua, Amcham,  está dispuesta a hacer esfuerzos para mejorar la imagen del país y promover el clima de negocios, luego de la crisis generada por las denuncias de fraude electoral en los pasados comicios municipales, aseguró su director Róger Arteaga. Pero advirtió que el gobierno del presidente Daniel Ortega tiene que poner de su parte para lograr ese objetivo.

"La comunidad internacional espera que se resuelva el problema electoral. Si no, sería difícil abrir canales con ella", sostuvo el nuevo presidente de ese organismo. A raíz de las denuncias de fraude en las elecciones de noviembre formuladas por la oposición liberal y otras fuerzas políticas, Estados Unidos suspendió la denominada Cuenta Reto del Milenio, CRM, que aseguraba a Nicaragua 175 millones de dólares en proyectos de desarrollo no reembolsables. Además, Europa suspendió el apoyo presupuestario al gobierno de Ortega.

Europa ha sugerido al gobierno una revisión del escrutinio pero las autoridades han dado el caso como cerrado. El empresario advirtió que el conflicto electoral y la crisis económica global han causado una merma de las exportaciones nicaragüenses de carne bovina y mariscos a Estados Unidos. "Nos toca realizar un trabajo fino en abrir espacios efectivos de comunicación para crear un clima de negocios para producir", dijo Arteaga, un ex recaudador de impuestos durante el entonces gobierno del presidente Enrique Bolaños (2002-2006).

Ortega ha expresado su deseo de recuperar la cooperación internacional, pero no ha dicho si cederá ante las condiciones formuladas por los países donantes relativos a temas como el respeto a la libertad de prensa, a la propiedad privada y la institucionalidad democrática. La oposición desconoció los resultados oficiales de las elecciones municipales de noviembre que favorecieron al gobernante Frente Sandinista y exigió un nuevo recuento de votos, con la presencia de observadores locales e internacionales.