•  |
  •  |
  • AFP

Las exportaciones nicaragüenses de carne bovina hacia Venezuela "se han detenido" por problemas de aduana en el puerto de recepción en el país sudamericano, informó un empresario del sector. "Tenemos tres semanas de no exportar a Venezuela" debido a problemas logísticos y retrasos con el proceso de desaduanaje en el puerto venezolano, aseveró José Núñez, representante de Nuevo Carnic, una de las cinco principales empresas exportadoras de carne del país.

Daniel Ortega ofreció el año pasado exportar 500 toneladas mensuales de carne a Venezuela, en el marco de un acuerdo bilateral que, según Núñez, enfrenta retrasos debido a que enero solo salieron dos de los 24 contenedores que su empresa tenía programado enviar a ese país. Por tanto, el sector pidió a Ortega que los ayudara a resolver el problema con las autoridades venezolanas durante la visita que realizara a Caracas con motivo de una cumbre extraordinaria de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, aseguró el empresario.

La industria cárnica, segundo producto de exportación de Nicaragua, ha sido uno de los rubros más afectados con las reducciones de cuota y precios en mercados tradicionales de Estados Unidos y Centroamérica, debido a la crisis financiera internacional. El sector exportó el año pasado 215 millones de dólares, de los cuales 104 fueron al mercado estadounidense, según datos del Centro de Trámite de las Exportaciones del gobierno. Otro país que esta bloqueando la entrada de carne nicaragüense es Honduras, con exageradas medidas fitosanitarias, informó la semana pasada la ministra de Fomento industria y comercio de Nicaragua, Verónica Rojas.

El mandatario de la República prometió en enero fortalecer el comercio con Venezuela, China, Rusia e Irán para exportar los productos nicaragüenses que sean afectados en otros mercados por la recesión.  Según versiones de prensa, el gobierno aún no materializa sus planes y hay 227.000 kilos de langosta y 90.000 kilos de camarón en los centros de acopio esperando ser vendidas.