Gustavo Álvarez
  •  |
  •  |
  • END

El sector de la maquila será el más afectado de los productos de exportación de Centroamérica por la crisis económica mundial, ya que las importaciones de este rubro en Estados Unidos reflejaron una caída del 4 por ciento a noviembre del 2008, informó el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE.

Pablo Rodas, Presidente del organismo regional, por medio de una videoconferencia desde Honduras, explicó que el impacto de la crisis económica mundial en Centroamérica provocará un menor crecimiento económico y reducirá las exportaciones, entre otras cosas.

En el caso de Nicaragua, el BCIE estima que el crecimiento económico rondaría el 2 por ciento, pero que podría ser un poco menor. La proyección del promedio para la región es de 2.3 a 3.3 por ciento en el 2009. Advirtió además de que la aprobación de aumentos al salario mínimo podría agravar la crisis económica en el país que implemente este tipo de política.

Agregó que los datos de la caída en las exportaciones de textil vestuario fueron brindadas por la Otexa (Office of textiles and apparel), organismo del sector textil y de confección, que entre enero y septiembre ya se reflejaba una caída de las compras estadounidenses cercanas a un 3 por ciento en dichos productos.

Pero el presidente del BCIE afirmó que no sólo la maquila resultará afectada, sino también la pesca, algunos de cuyos productos son considerados de lujo y su consumo está siendo mermado en el mercado norteamericano.

Consideró que cualquier incremento al salario mínimo, “debería ser consensuado entre gobierno, sindicatos y el sector privado y que debe ser viable con las condiciones económicas de cada país”.

El presidente del BCIE señaló que en algunos casos se comienzan a ver ciertas dificultades con las reservas internacionales netas en la región y que si la brecha comercial se amplía o la brecha en cuenta corriente se incrementa, podría presionar el tipo de cambio.

Añadió que también podría haber presión en este mismo aspecto si los flujos bancarios no entran a los países de la forma adecuada o de manera sustancial.

Según Rodas, en el 2009 se espera también menor Inversión Extranjera Directa, menos turismo receptivo y un menor flujo de remesas para los países del área.

Señaló además, que la pobreza se estancó en algunos países, mientras que en otros aumentó y que en general, todos los indicadores presentan resultados más precarios. Asimismo, se tiene previsto que haya menos ingresos de capital externo y la amenaza de mayor vulnerabilidad en la banca.

Entre otros riesgos de la crisis, Rodas mencionó que se prevé un menor crecimiento de los depósitos bancarios y un riesgo de que aumente la cartera en mora.

Además, dijo que el Índice Mensual de Actividad Económica se ha desacelerado y que existe presión para aumentar las tasas de interés, entre una larga lista de probables afectaciones.

Foto: Pablo Rodas, presidente del BCIE. ARCHIVO / END