•  |
  •  |
  • AFP

La cadena de restaurantes Domino's Pizza, perteneciente a capitales mexicanos y que manejaba nueve locales en Costa Rica, cerró sorpresivamente sus operaciones dejando sin empleo a 130 trabajadores, tras acumular pérdidas por dos millones de dólares.

Francisco Solano, gerente financiero de Domino’s en Costa Rica, franquicia que pertenecía al grupo mexicano Mozzarella desde 2006, "afirmó que el cierre se debe a que la firma tenía pérdidas por dos millones de dólares", expresó a La Nación. Entre las deudas figuran unos 115.000 dólares en prestaciones a los 130 trabajadores, quienes fueron tomados por sorpresa por la medida, indicó el rotativo.

Domino's es una cadena fundada en 1960 en Michigan, Estados Unidos, especializada en el reparto de pizzas a domicilio, con operaciones en más de 60 países mediante el sistema de franquicias. El cierre "fue sorpresivo", dijo al diario Mario Salmerón, repartidor de un local en el este de San José. Un grupo de empleados de Domino’s se reunió con el viceministro de Trabajo, Eugenio Solano, quien les recomendó que "es prioritario demandar a la empresa por cobro de derechos laborales y solicitar embargo de bienes", agregó el periódico.

El cierre de Domino's Pizza, se registró mientras el gobierno de Costa Rica adopta un "Plan Escudo" para atenuar los impactos de la crisis económica internacional, en un país muy dependiente del comercio con Estados Unidos.