Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades y la sociedad nicaragüense no deberían conformarse con exportar lo mismo del año pasado, sino que unirse para duplicar, en tiempos de crisis, los volúmenes exportables de Nicaragua, advirtió el Presidente de la Asociación de Economistas Leonardo Torrres.

Torres, quien participó como conferencista en el seminario “Estrategia para exportar con éxito en tiempos de crisis”, que fue promovida por el Centro de Exportaciones e Inversión (CEI) y el cual busca cómo crear estrategias que reduzcan el impacto de la recesión mundial y que movilice a toda la sociedad nicaragüense para sacar adelante al país.

Recordó el economista que el 2008 fue cerrado con mil 545 millones de dólares en exportaciones, lo que significó una expansión del comercio exterior del país por el orden de un 23 por ciento, pero considerar prácticamente quedarse para el 2009 en el valor cifras exportadas el año pasado, no es correcto.

El analista económico consideró como demasiado conservadoras las metas gubernamentales en torno a la exportación, pese a que reconoció que de los 20 principales productos que Nicaragua coloca en los mercados mundiales, 16 bajaron de precio y sólo cuatro subieron.

Cooperación desaprovechada

Torres criticó a la par el hecho de que en los últimos 20 años no se haya aprovechado la cooperación internacional, de lo contrario, el país estaría mejor preparado para enfrentar los problemas de la recesión mundial y en ese sentido expresó que se debe priorizar el campo, volver la vista hacia allá e invertir más en ese sector.

Este tipo de medidas serían de mediano y largo plazo, pero para lograrlo hay que comenzar ya, porque hay que proponerse duplicar la exportación del país, tomando en cuenta que el mercado interno es muy pequeño, Centroamérica no puede absorber todo lo que Nicaragua pueda exportar.

Entretanto la experta guatemalteca Fany Domínguez Estrada, destacó los esfuerzos realizados por los empresarios de su país para aumentar las exportaciones y en ese sentido dijo que se habían trazado un plan al respecto y para enfrentar los efectos de la crisis económica que se veía venir desde el 2007.

Recomendó que se organice a los productores pequeños para que puedan obtener materias primas en conjunto y puedan ofertar a la vez mayores volúmenes de productos, así como mejorar los niveles de eficacia en la producción.