•  |
  •  |
  • END

Los precios del petróleo terminaron en baja este lunes en Nueva York y Londres, en un mercado preocupado por una eventual sobreoferta, ante la crisis económica.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en abril, nuevo contrato de referencia, terminó en 38.44 dólares, en baja de 1.59 dólares en relación al cierre del viernes.

En Londres, en el InterContinental Exchange, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento cedió 90 centavos, a 40.99 dólares. Luego de abrir en alza, los precios siguieron la tendencia del mercado bursátil.

El mercado está afectado por las “tensiones de, una parte por las perspectivas de una demanda débil y por otra los temores o las expectativas --según su posición en el mercado-- sobre los eventuales resultados de las reducciones de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo)”, indicó Antoine Halff, de Newedge Group.

Este lunes en la apertura, los precios estuvieron sostenidos por la esperanza de que las nuevas modalidades de recapitalización de bancos por parte de las autoridades estadounidenses brinden algo de apoyo a la economía, y en consecuencia, sostengan la demanda de petróleo, indicó Ellis Eckland, analista independiente.

Pero la salud de la economía estadounidense, al igual que la de los otros países, continúa siendo frágil y el neto repliegue de los índices bursátiles el lunes volvió a subrayarlo al cierre del mercado petrolero.

En una coyuntura de hundimiento de los precios, en relación a los niveles alcanzados en julio (147.27 dólares) la OPEP insiste en su decisión de respetar las cuotas de producción que se ha fijado.

Según el gabinete Petro-logistics, la producción de los 11 miembros del cartel debería bajar a 25.3 millones de barriles diarios (mbd) en febrero, lo que representa un descenso de 4.3 mbd en relación al nivel de septiembre de 2008.

Esa cifra está a tono con los objetivos del cartel, que en tres oportunidades se comprometió a reducir su producción a fines del año pasado, en 4.2 mbd en relación a septiembre.