•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una dinámica creación de empleo y una tasa de desempleo en su nivel más bajo en casi una década, el mercado laboral estadounidense no parece afectado por la incertidumbre que rodeó la elección presidencial de noviembre, aunque algunos puntos oscuros subsisten.

La tasa de desempleo en Estados Unidos cayó en noviembre a su nivel más bajo desde agosto de 2007 con un trasfondo de creaciones de empleos dinámicos, informó ayer el departamento de Trabajo.

El indicador retrocedió 0.3 puntos en un mes para establecerse en 4.6%, cuando los analistas estimaban que se mantendría sin cambios. En consecuencia, en noviembre hubo un neto descenso del número de desempleados en Estados Unidos (-387,000), situándose el total en 7.4 millones.

El saldo neto de nuevos empleos se situó en 178,000 en noviembre contra 142,000 en octubre. El sector de servicios fue nuevamente el más dinámico, agregando 63,000 empleos en noviembre, principalmente en la división de seguro por enfermedad. Por el contrario, el sector manufacturero perdió 4,000 puestos de trabajo en el mes.

Desde el inicio del año, Estados Unidos evoluciona en torno a un promedio de 180,000 nuevos empleos mensuales, en baja en relación a un año atrás, pero suficientes para continuar reduciendo la tasa de desempleo, según el departamento de Trabajo.

La incertidumbre que había precedido la elección presidencial del 8 de noviembre y la sorpresiva victoria del candidato republicano Donald Trump parecen en consecuencia, no haber tenido efecto sobre el mercado laboral.

Los partidarios del presidente electo ya atribuían en Twitter los buenos datos a un "efecto Trump" y a su objetivo de recuperar empleos para Estados Unidos.

Los demócratas contabilizan ese dinamismo en el balance de la administración del presidente Barack Obama. En un comunicado, la Casa Blanca se congratuló por el informe, señalando que hay "más trabajo" por hacer a fin de repartir mejor los frutos del crecimiento, llamando a la próxima administración a aumentar el salario mínimo federal, bloqueado desde 2009 en 7.25 dólares por hora.

FALLAS

Más allá de la tradicional querella y las principales cifras, el nuevo informe sobre empleo esconde algunas zonas de sombra.

El descenso de la tasa de desempleo puede explicarse en parte por razones negativas, como la nueva reducción de la población activa, que perdió 226,000 miembros en noviembre.

Si bien ello puede explicarse por activos que se jubilan, también debe tenerse en cuenta que los trabajadores que renuncian a buscar un empleo, son excluidos de las estadísticas.

Según datos oficiales, el porcentaje de la población económicamente activa descendió levemente a 62.7%.

El número de trabajadores obligados a trabajar a tiempo parcial se mantiene estable en el país (5.6 millones), aunque descendió en relación a octubre.