EFE
  •   Nueva York, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió ayer 0.21% y cerró en US$51.79 el barril, el nivel más alto desde mediados de julio de 2015.
Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en enero subieron 0.11 dólares respecto al cierre de la última sesión.

Se trata de la cuarta subida consecutiva en el precio del WTI desde que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunciara el miércoles pasado un recorte en su producción a partir de enero próximo.

La OPEP dio a conocer la última semana que desde el venidero 1 de enero fijará su producción en 32.5 millones de barriles diarios, lo que implica un recorte de 1.2 millones de barriles.
Esa decisión fue recibida el miércoles reciente con un ascenso del 9.31% en el precio del WTI, el petróleo de referencia en Estados Unidos, y en los días siguientes hubo subidas menores, que continuaron ayer.

El barril del petróleo de Texas no veía los niveles de este lunes desde el 14 de julio del año pasado, cuando terminó con US$53.04, aunque al día siguiente cayó un 3%.

El valor anotado ayer es casi el doble del mínimo anual registrado hasta ahora, de 26.21 dólares, el 11 de febrero pasado.

La semana pasada, el precio del petróleo de Texas acumuló una subida del 12.2%, la mejor desde febrero de 2011.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en enero terminaron sin apenas variaciones, en US$1.56 el galón, mientras que los de gas natural del mismo mes subieron casi 22 centavos, hasta los US$3.65 por cada mil pies cúbicos.