•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante un incremento de los precios del petróleo durante los últimos días, el gobierno del presidente Daniel Ortega envió con carácter urgente una propuesta de reforma a la Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica para “garantizar” que el costo de la energía se mantenga estable, aseguró el director del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo.

“El Gobierno sostiene la política de contención de la tarifa, no hay incrementos, se sigue manteniendo el 16 por ciento de ahorro, a pesar de que la última vez que revisamos el tema, en agosto, el precio del búnker estaba a US$33 y ayer (el martes) cerró a US$44. Esta presión en los precios del petróleo debe ser prevista por nosotros”, explicó Castillo.

El funcionario público fue claro al indicar que la reforma prepara las condiciones para enfrentar una posible subida en los precios del petróleo y mantener la estabilidad de 16 por ciento que se dio en la reducción de la tarifa durante todo este año. Para ello, indicó Castillo, se ajustaron los porcentajes que se obtienen del ahorro de la factura petrolera.

Esta reforma lleva a ajustar los porcentajes de distribución de los ahorros que trae los precios del petróleo y pasa el aporte para la gente a 55 por ciento, cuando estaba en 47, es decir, vamos a dar más recursos para continuar manteniendo la política de rebaja de la tarifa”, refirió Castillo en conferencia de prensa.

La propuesta también modifica el artículo cuatro, donde se establece que el ahorro logrado por el país en su factura para generar energía será distribuido de la siguiente manera: 55.5% para la reducción de la tarifa de quienes consumen más de 150 kWh, un 19.3% a un fondo para programas de combate a la pobreza administrado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y un 25.2% al abono de la deuda total del sector eléctrico.

Lea además: Revisá cuánto bajó la tarifa de electricidad en febrero

La iniciativa de reforma a la Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica presentada por la Presidencia de la República establece una reducción de  13.8% en el precio medio de venta al consumidor por megavatio hora de energía y se espera  un “impacto positivo” para los consumidores, que serán beneficiados con reducciones en sus facturas de cobro.

La reforma establece una reducción del precio promedio de venta al consumidor del megavatio por hora, que baja de US$240.80 a US$207.38.

El presidente Daniel Ortega solicitó a la diputada  Alba Palacios, primera secretaria de la Asamblea Nacional, darle un “trámite de urgencia” a esta iniciativa de reforma que podría ser aprobada en el plenario del parlamento la próxima semana.

La reforma modifica el artículo dos de la ley, estableciendo en el inciso uno de este apartado que el precio medio de venta al consumidor  por mWh una vez entrada en vigencia, será de US$207.38 y  debe ser  evaluado mensualmente por el INE. En el inciso dos del mismo artículo, la reforma establece que el precio real de venta al consumidor también será revisado mensualmente.

Al respecto, Patricia Rodríguez Rivera, consultora del sector de generación de energía eléctrica, se pronunció considerando “una buena iniciativa” la propuesta de reforma a la ley.

“Primero se está disminuyendo el precio de referencia y es una reducción sustancial de 33.4 dólares por megavatio hora, significa casi un 14% de rebaja y entiendo que la disminución de un precio de referencia implica una reducción en la tarifa de los consumidores finales”, destacó Rodríguez.

“Del ahorro obtenido en la factura petrolera y por las nuevas fuentes de energía renovable, se ha decidido que de este ahorro el 55.5%  se destine a la reducción de la tarifa energética para los consumidores residenciales que consuman más de 159  kilowatts hora y esto es positivo”, recalcó la experta.

En tanto, el director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), Juan Carlos Amador, consideró que se deben hacer cambios estructurales en el sistema de generación de energía para reducir el costo de esta. Asimismo expuso que se les debe consultar a todos los sectores para consensuar los ahorros  a las tarifas.