•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, señaló ayer que la modificación a la Ley 898 de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica, que envió el gobierno con trámite de urgencia, no tendrá ningún impacto en diciembre ni en enero próximo.

“En diciembre y enero no hay ningún impacto. Mantenemos la reducción acumulada. A mediados de enero de 2017 se tendrá que revisar el cierre del año y la proyección de precios para el 2017”, subrayó Aguerri a El Nuevo Diario, al ser consultado por la posición de la empresa privada sobre el proyecto de reforma.

La reforma enviada por el presidente Daniel Ortega modifica el artículo dos y establece un nuevo valor de referencia para el precio medio de venta al consumidor en US$207.38  megavatios hora (MWH), el cual actualmente es de US$240.80 por MW. El documento indica que dicho valor será revisado mensualmente de acuerdo al comportamiento del mercado eléctrico.

Revisar

Al preguntársele a Aguerri si con el cambio del precio de referencia podría ocurrir una disminución en la tarifa respondió que eso estaría en dependencia de cómo se muevan los precios del petróleo. “En los últimos días ha empezado a subir (petróleo), por eso hay que revisar a mediados de enero”, expuso.

La iniciativa de reforma a la Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica presentada por la Presidencia de la República establece una reducción de 13.8% en el precio medio de venta al consumidor por megavatio hora de energía y se espera  un “impacto positivo” para los consumidores, que serán beneficiados con reducciones en sus facturas de cobro.

Lea además: Revisá cuánto bajó la tarifa de electricidad en febrero

El director del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, dijo el miércoles pasado que la reforma prepara las condiciones para enfrentar una posible subida en los precios del petróleo y mantener la estabilidad de 16 por ciento que se dio en la reducción de la tarifa durante todo este año. Para ello, según él, se ajustaron los porcentajes que se obtienen del ahorro de la factura petrolera.

La propuesta también modifica el artículo cuatro, donde se establece que el ahorro logrado en la factura para generar energía será distribuido de la siguiente manera: 55.5% para la reducción de la tarifa de quienes consumen más de 150 kWh, un 19.3% a un fondo para programas de combate a la pobreza y un 25.2% al abono de la deuda total del sector eléctrico. Al respecto el presidente del Cosep la calificó como “positivo”.

“Esta reforma lleva a ajustar los porcentajes de distribución de los ahorros que trae los precios del petróleo y pasa el aporte para la gente a 55 por ciento, cuando estaba en 47, es decir, vamos a dar más recursos para continuar manteniendo la política de rebaja de la tarifa”, señaló recientemente el presidente del INE.

El presidente Daniel Ortega solicitó a la diputada Alba Palacios, primera secretaria de la Asamblea Nacional, darle un “trámite de urgencia” a esta iniciativa de reforma que podría ser aprobada en el plenario del parlamento la próxima semana.