•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En aquella laguna cratérica, que muchos le llaman espejo de agua, que se ubica a tan solo cinco kilómetros de una joya colonial, que es un paraíso de paz, podría desarrollarse una  variedad de actividades turísticas. Imagine a la laguna de Apoyo, porque así se llama, como un destino donde además de cabalgatas y kayak, usted pudiera realizar buceo para explorar sus confines.

Lo cierto, según expertos, es que Nicaragua aún no ha explotado ese destino ni los otras bondades naturales con las que cuenta como sí lo haría su par Costa Rica, un país que aglutina casi 50 actividades que el turista puede realizar y con una larga trayectoria turística que le dejan ingresos anuales por US$2,882 millones, según cifras del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Y es ahí adonde apunta el dedo del sector nicaragüense. A pesar de que el turismo ha crecido en los últimos años, tanto en divisas como en llegadas de turistas, aún falta un largo camino por recorrer. “Costa Rica es un ejemplo a seguir”, señala Antonio Armas, presidente de la Asociación Nicaragüense de Turismo Receptivo (Antur).

“El desarrollo de actividades turísticas es incipiente y limitado. No tenemos una identidad de cómo vender una actividad turística, el país necesita fortalecer sus productos turísticos. Estamos incipientes en actividades, necesitamos más inversión en productos turísticos para desarrollar las actividades”, comenta Armas.

El informe Estadísticas de Turismo 2015, publicado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) agrupa a 14 actividades turísticas que los visitantes realizaron en ese año. Las principales son escalar volcanes (33.7 por ciento), surfing (24.1 por ciento) y senderismo (18.7 por ciento).

Las demás no llegan al cinco por ciento.

En cambio el informe estadístico de las principales actividades que realizan los turistas en Costa Rica, publicado por ICT, indica que en ese país existen 45 actividades agrupadas en sol y playa, ecoturismo, aventura, bienestar, deportes y cultural. Las de sol y playa y ecoturismo son el principal motivo de visita de los turistas a Costa Rica.

Te interesa: 10 lugares de Nicaragua que debes visitar en el 2016

Tiempo perdido

Lucy Valenti, presidenta de Canatur.“Nosotros estamos muy atrás de Costa Rica, ellos nos llevan más de 30 años de ventaja en desarrollo y promoción turística internacional, estamos recuperando el tiempo perdido y haciendo esfuerzos por diversificar productos, como turoperadoras nos damos a la tarea de explorar en territorio potenciales productos”, subraya Armas.

El presidente de Antur dice que uno de los avances en materia turística es la introducción de nuevas actividades, pero que por poca demanda no aparecen en las estadísticas del Intur ni se mercadean a nivel internacional. “En Costa Rica tenés rafting (descenso de ríos), aquí tenemos ríos, pero no está la actividad, nos falta mucho que explorar como turoperadoras y como Intur”, agrega.

“Hay actividades que se realizan en Nicaragua, no tan constantes como en Costa Rica, y hay que fortalecerlas. Necesitamos continuar con la sinergia del sector público y privado para modernizar la infraestructura turística para que se deriven mayores actividades”, analiza el dirigente de las turoperadoras nicaragüenses.

Una de las actividades que se han propuesto desarrollar como asociación es el buceo en lagunas cratéricas. Para ello han contactado a expertos, que fueron partícipes en el nombramiento del lago  Malawi como Patrimonio de la Humanidad, para que les ayude a elaborar un plan de acciones que estarían en marcha en dos años.

“Nosotros tenemos potencial en lagunas cratéricas, pero no las estamos aprovechando, y es una actividad que puede captar a turistas que tienen un segmento alto, con alto poder adquisitivo y que ayudarían a generar más divisas, pero necesitamos gente que sepa y además capacitar a los guías para que sean expertos en buceo en las lagunas”, cuenta Armas.

Creatividad

Para la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, el desarrollo de más actividades turísticas depende también de la creatividad de los empresarios.

“Está en dependencia de la creatividad de los empresarios, identificar un atractivo en un sitio y que se puede convertir en una actividad para luego desarrollar el servicio para atender bien al turista”, comenta.

“Hemos insistido en que tenemos que trabajar duro para diversificar la oferta de productos y servicios, todavía estamos con poca oferta. En algunas cosas son meramente iniciativas privadas, el gran lago, por ejemplo, tiene un atractivo mundial de primer orden, es uno de los lagos más grandes del mundo, pero no hay actividades acuáticas, ahí se puede desarrollar varias actividades, pero eso es meramente iniciativa privada”, resalta Valenti.

La presidenta de Canatur insiste en que se debe realizar un análisis detallado para ver cuáles serían los productos y actividades que Nicaragua puede desarrollar. Una vez identificados, dice, hay que impulsar una estrategia de promoción de inversiones. “Hay que identificar cuáles son las fortalezas que tiene Nicaragua en términos de atractivos y de actividades que se pueden desarrollar”, añade.

El empresario Carlos Pellas también abogó para que se desarrolle una estrategia coherente de turismo. “El sector privado está muy bien representado por Canatur y el sector público tiene tanto a Intur como Pronicaragua, que incluso nació como un esfuerzo público privado.  Necesitamos un norte claro hacia  el cual todos nos podamos dirigir”, instó Pellas en un discurso reciente.

También puso de ejemplo a Costa Rica como modelo de éxito en turismo.

Sobre los buenos resultados turísticos  de Costa Rica, la presidenta de Canatur reconoce que ese país cuenta con una oferta que todavía Nicaragua no tiene. “Hay que continuar con el crecimiento que nosotros tenemos, debemos trabajar  en una estrategia de país que nos permita acortar distancia con los vecinos en términos de ofertas de productos y servicios”, concluye Valenti.