•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Siete de las 51 líneas de acción que contempla la “Agenda Cosep 2020”, presentada ayer por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), con el fin de mejorar el entorno de negocios del país, se enfocan en el financiamiento.

En primer lugar, el Cosep propone “crear un programa de educación financiera y su aplicación práctica en las empresas”, mediante el cual se desarrollen cursos, seminarios y talleres, tanto presenciales como virtuales, “que ayuden a empresarios y emprendedores a adquirir conocimientos en materia financiera, fiscal y administrativa”. También que les ayuden a incorporar herramientas básicas en la gestión empresarial, como contabilidad e inventarios.

Según el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, la Encuesta de Empresas Sostenibles Nicaragua 2015, que consultó a más de 2,500 micro, medianas y grandes empresas del país, detectó que hay muchas dificultades en el acceso de financiamiento en el país.

Sin embargo, Aguerri explicó que la falta de acceso al financiamiento se debe a la falta de educación financiera que hace que los micro y pequeños negocios, principalmente, no quieran acceder a las oportunidades de créditos que brinda el sistema financiero.

Lea: Cosep analizará el Doing Business con el Banco Mundial

Explicó que la falta de acceso a financiamiento tiene un efecto en los encadenamientos productivos y la modernización tecnológica. “Aquí lo que queremos es contar con empresarios y productores mejor preparados para aprovechar la oferta del sector financiero”, enfatizó el representante del sector privado nicaragüense. Otra de las líneas de acción referidas al financiamiento es el “desarrollo de herramientas de autoevaluación financiera y crediticia para las” pequeñas y medianas empresas (pymes), en la que el Cosep instó a “impulsar con el sector financiero la creación de un portal en línea abierto, que permita la autoevaluación de los empresarios antes de solicitar un crédito”. Según el Cosep, ese portal deberá ayudar “a identificar requerimientos necesarios (para solicitar un crédito), indique cómo preparar y obtenerlos y les oriente sobre posible ofertas de financiamiento, antes de la solicitud formal”.

Las otras líneas de acción sobre financiamiento son: Gestionar la creación de fondos de garantía, que faciliten el acceso al crédito a tasas preferenciales a empresarios de sectores estratégicos y pymes, para inversiones en materia de transformación tecnológica; promover la aprobación, reglamentación y puesta en operación de leyes que permitan mejorar la oferta de crédito al sector productivo, como la Ley de Garantías Mobiliarias; modernizar y actualizar las leyes y normativas que impulsen el desarrollo de mercados de capital; promover la reducción del tiempo para los trámites del Registro Público de la Propiedad y dar mayor seguridad jurídica en la ejecución de garantías para incrementar la oferta de crédito.

El presidente del Cosep refirió que 111 leyes han sido consensuadas con el Gobierno y que muchas de ellas “son instrumentos financieros que están ahí y que no han podido ser aprovechadas por los micro y pequeños empresarios de este país”.

Trabajo en conjunto

La “Agenda Cosep 2020”, de acuerdo con el Cosep, es una “agenda práctica” con sugerencias concretas, consensuadas y viables, con la cual se pretende “contribuir a generar en el país más y mejores empleos y acelerar el desarrollo económico”.

Ese documento se basa en cinco ejes estratégicos para el país (gestión pública y facilitación; financiamiento; infraestructura y servicios; sistema educativo y capital humano; e innovación en la gestión empresarial), de los cuales se deprenden cinco líneas de acción.

De las 51 acciones planteadas en la “Agenda Cosep 2020”, 12 las tiene que impulsar el sector privado, seis le corresponden al Gobierno y las otras 33 las tienen que llevar a la práctica en conjunto el sector privado, el público y las universidades, explicó José Adán Aguerri.

Expresó que ese documento compromete al sector privado a trabajar en los próximos tres años en esos cinco ejes y las 51 líneas de acción. Además, en el eje estratégico de infraestructura y servicios el documento contempla el impulso y desarrollo de una serie de estrategias y obras, para mejorar la competitividad del país, de acuerdo con el Cosep y se plantea su desarrollo a corto, mediano y largo plazo.

Por ejemplo, entre las líneas de acción de ese eje estratégico se encuentran “promover la Zona Especial Turística de San Juan del Sur”, a corto plazo; impulsar la construcción de un nuevo puerto en el Caribe y mejorar los puertos existentes, a largo plazo; crear un inventario de necesidades de infraestructura de transporte terrestre y acuático para el desarrollo empresarial; ampliar la cobertura de servicios de banda ancha e impulsar la reglamentación y puesta en práctica de la Ley de Asocio Público-Privada.