•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo ayer durante un desayuno navideño con periodistas que la licitación de un puerto en el Caribe nicaragüense podría llevarse a cabo en el año 2018.

Una de las líneas de acción que el Cosep incluyó en la “Agenda Cosep 2020”, presentada el pasado miércoles, es “impulsar la construcción de un nuevo puerto en el Caribe y mejorar la infraestructura de los (puertos) existentes”.

“Ya hay un esfuerzo que se está desarrollando. El Banco Interamericano (de Desarrollo) desarrollará un estudio de factibilidad alrededor del puerto de Bluefields, con el esfuerzo de que el puerto debe ser acompañado por un desarrollo de actividad económica alrededor del propio puerto, para que con la actividad que ya estamos generando en el pacífico y la nueva actividad que se pueda generar en el atlántico el puerto se vuelva rentable”, explicó Aguerri.

El representante del sector privado nicaragüense señaló que la construcción de ese puerto es un proceso y que se tendrá que hacer una inversión costosa, que aún no se ha cuantificado. “Pero es una apuesta para la competitividad del país y tenemos que hacer esa inversión a largo plazo”, afirmó. 

Aguerri refirió que el estudio de factibilidad “debería estar en el 2017” para “entrar después al proceso de licitación”. “Así es que debería estar ya licitado para el 2018”, dijo.

Según Aguerri, Nicaragua gasta entre US$800 y US$1,200 por contenedor, por no tener un puerto en el Caribe y tener que usar para sus exportaciones los puertos de Costa Rica y Honduras.

En 2015, el presidente de Nicaragua Daniel Ortega le propuso al Gobierno de Taiwán apoyar la construcción de ese puerto. En abril del 2016, durante la visita de Luis Alberto Moreno, presidente del BID, ese organismo anunció que aprobaría a Nicaragua un financiamiento de US$20 millones para realizar los estudios de pre-factibilidad. Más recientemente, en noviembre de este año, el BID aprobó US$87 millones en los cuales se contempla una parte para los estudios técnicos para un puerto internacional en Bluefields.

Áreas claves

La “Agenda Cosep 2020” contiene estrategias más claras sobre las “teclas” que hay que tocar en Nicaragua para que la economía siga creciendo, opinó Raúl Amador, presidente del Grupo Invercasa.

Amador mencionó que aborda “áreas vitales” como infraestructura, educación, tecnología e innovación para que Nicaragua adquiera mayores ventajas competitivas, de las que tienen otros países de la región centroamericana. Gráfico: Juan García / END

“A nosotros específicamente nos llama la atención temas como el área de infraestructura. Todo lo que tenga que ver con mejorar la infraestructura desde el punto de vista no solamente de carreteras, sino también puertos, por ejemplo, porque necesitamos abaratar los costos de exportación de nuestros productos”, expresó Amador.

“Nosotros por ejemplo en café pagamos casi US$800 más por contenedor que lo que paga Costa Rica o lo que paga Honduras. Solo ahí tenemos una desventaja competitiva que tiene Nicaragua”, ejemplificó el empresario.

Por su parte, Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), refirió que la “Agenda Cosep 2020” aborda “aspectos neurálgicos” de lo que efectivamente es una agenda de desarrollo nacional.

Chamorro refirió que el tema del mejoramiento del acceso a financiamiento es “bastante acertado”.

“Nicaragua no tiene en este momento un problema de liquidez financiera, los créditos en el sector bancario están aumentando, pero sí se necesita un poco más de profundidad financiera, es decir, que esos recursos que están disponibles le puedan llegar al pequeño y mediano empresario, lo que en algunos casos no se da por falta de educación financiera”, explicó el director ejecutivo del centro de pensamiento.

Asimismo Chamorro opinó que el tema de la infraestructura es un “cuello de botella” para Nicaragua, en la que el país ha avanzado con herramientas como la Ley de Asocio Público-Privado (APP).

Remarcó en que la APP es un instrumento idóneo para enviarle señales al sector público de cuáles son las inversiones de alto valor o alta rentabilidad en las que el sector privado puede participar.

Juan Sebastián Chamorro también opinó que poco a poco se le va viendo forma al puerto, con el avance de la carretera hacia el Caribe y que cada vez es más una realidad. “Ya teniendo la carretera a Bluefields, yo creo que pueden entrar varios inversionistas privados a meterse en una APP”, expresó.

Facilitación

Otros de los “aspectos neurálgicos” para Chamorro es la gestión pública y facilitación. 

Por su parte, Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), manifestó que la “Agenda Cosep 2020” brinda un norte de las acciones que se deben tomar de ahora al 2020.

Específicamente para el turismo, Valenti señaló que hay algunos proyectos de impacto para el desarrollo del sector. 

Una de las líneas de acción de la “Agenda Cosep 2020” establece promover la Zona Especial Turística de San Juan del Sur.

Valenti explicó que es una propuesta concreta, porque en esa zona en este momento es donde existen mejores condiciones para convertirla en una zona especial turística. 

“Están dadas condiciones para fomentar inversiones. Ya hay una serie de proyectos ahí, que están un poco detenidos, porque hace falta crear la infraestructura de servicios básicos que permitan el desarrollo de los proyectos. Por ejemplo, la capacidad de energía ya está topada. Entonces no puede haber más proyectos, sino hay servicios de energía”, ejemplificó. 

“Entonces hay que dotar esa zona de una serie de servicios que permitan facilitar y fomentar las inversiones que ya están dispuestas a hacerse. Por eso creemos que en esa zona podemos tener un resultado a más corto plazo, mientras seguimos trabajando en el resto del país”, comentó Valenti.