•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (Apen) pronostica que en 2017 las ventas al exterior subirán 6%, contrastando con los datos de este año, en el cual hay una baja del 6.7%. Mario Arana, gerente general de Apen, explicó que la proyección se basa en datos suministrados por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

“Las exportaciones de zona franca han estado creciendo y no tanto las textiles, como la de arneses; ese crecimiento ha sido del 9%, que en parte se compensa porque cuando sumás las (ventas) tradicionales con la de zonas francas, en realidad lo que queda es un 0.5% de decrecimiento”, expresó.

El valor de las exportaciones (tradicionales y de zona franca) podría andar en unos 5 mil millones de dólares este año, sostuvo Arana.

Estados Unidos sigue siendo el mercado más importante para los productos nicaragüenses, con un 51.7%, le sigue México con 13.4%, El Salvador con 5.7%, y Honduras, Costa Rica con un 3.2% cada uno.

“No estamos viendo el mismo peso de Venezuela que veíamos antes”, agregó Arana.

Venezuela sufre una crisis económica que ha provocado una baja en sus importaciones.

RECUPERACIÓN

Arana sostuvo que están optimistas para el próximo año en cuanto al volumen de las exportaciones, debido a que el sector agropecuario ha tenido un mejor año y los precios de algunos productos han empezado a mejorar.

“El próximo año vemos un escenario de crecimiento en las exportaciones, va a ser positivo. Aquí el reto es cuidar ese crecimiento, asegurar que sea sostenible. Nosotros estamos proponiendo un enfoque en la agroindustria, prioricemos ciertas actividades encaminadas a apoyar a los sectores que tienen más alta productividad para que se conviertan en imán de generación de empleo formal que nos va a ayudar al seguro social”, subrayó.

El gerente general de Apen señaló que Nicaragua debe pensar dónde y cómo se quiere ver en el 2040, y en este contexto la agroindustrialización es muy importante.

El país debe dar un mayor valor agregado a sus productos, mejorar la infraestructura productiva de suministros e innovar en tecnología y procesos, explicó Arana.

Además, es fundamental la coordinación entre el sector público y privado, así como establecer las prioridades.

EL PUERTO

En ese sentido, calificó como “prioritaria” la construcción de un puerto en el Caribe que abarate los costos de transporte, ya que actualmente están pagando 800 dólares por contenedor, a través de Puerto Cortés y Puerto Limón.

También es importante la facilitación de las exportaciones, para lo cual es necesario agilizar el tráfico en las fronteras.