•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carlos Ulises Montiel es un joven de 22 años, originario de la ciudad de Masaya. Estudia derecho en la Universidad Politécnica de Nicaragua, pero ha estudiado talleres de producción audiovisual, comunicación audiovisual, diseño gráfico y cinematografía, lo que le ha servido para poner su propio emprendimiento.

Su primer trabajo lo consiguió antes de salir de la secundaria. A los 16 años comenzó a trabajar en un medio de comunicación, en control máster y le gustó. Se enfocó en esa área y ahora, además de controlista, es productor audiovisual. 

¿Qué lo motivó a formar su propio negocio en el área audiovisual?

La producción audiovisual es mi forma de comunicar, es mi idioma. En el país son limitadas las opciones para esta rama. Si te fijás, las escuelas de cine y producción audiovisual son limitadas y no te dan los recursos que necesitás. 

Por eso la mayoría que estamos en el gremio lo hacemos empíricamente.

Lamentablemente, solo he llevado cursos y talleres. No he podido estudiar esto como una carrera profesional.

¿Ha tenido apoyo por parte de su familia y sus clientes?

Mi familia es abierta. Me dejan hacer lo que me gusta y en lo que pueden apoyarme, me apoyan, pero no están tan metidos en esto porque son médicos. Mis amigos y toda la gente que he conocido en esto, y que yo considero mis amigos, sí me han apoyado infinitamente. Y pues los clientes han recibido bien mi trabajo.

¿Qué es CMontiel Producción Audiovisual?

Es una empresa que ofrece los servicios de grabación, producción y edición audiovisual. Nosotros nos encargamos de cumplir las ideas de los demás. Trato de estar siempre con las tendencias actuales, lo más consumista, por supuesto siempre estar a la vanguardia.

¿Cómo surge CMontiel Audiovisual?

Es como me doy publicidad en las redes sociales. 

La idea surgió con un colega de Masaya, que es fotógrafo y hago trabajos con él. Entonces él me dijo que debía tener un nombre y publicar mis trabajos. A mí no me gustan esas cosas, porque lo mío es perfil bajo, pero surge la necesidad de publicar a veces tus trabajos. 

Entonces mi amigo me dio la idea y de hecho él administra mi página, aunque considero que eso lo puede hacer cualquiera. Solo es cuestión de crear una página.

¿Qué es lo más difícil y lo más fácil con lo que ha tenido que lidiar hasta el momento como emprendedor?

Lo más difícil es la aceptación, porque cada que uno hace un producto corre el riesgo de que no guste o no sea apropiado, y el contenido no sea el que vos querés transmitir, y que la persona o el que lo consuma no entienda lo que estás transmitiendo. Es difícil pensar en lo más fácil porque todo ha costado un poco pero podría decir que lo más fácil es creer que se puede.

¿Económicamente es viable emprender como productor audiovisual en Nicaragua?

Sí. Siempre y cuando entregués calidad y no devalués tu trabajo. A veces, el dinero es un impedimento, pero gracias a Dios yo no he tenido tanto problema con ese tema. Más que todo yo creo que lo que sí es impedimento son las ganas de no querer emprender. Uno es capaz de lograr lo que se propone, siempre y cuando pongamos amor y dedicación a nuestro trabajo.

¿Qué opina del emprendedurismo en Nicaragua?

Ser emprendedor es una decisión muy importante para todas las personas que queremos tener ingresos y ser nuestro propio jefe. Lo único que puedo decir es que trabajen día a día. En los días duros tenemos que poner más empeño, porque los resultados no vienen de la noche a la mañana, pero cuando logramos obtenerlos son satisfactorios.

¿Siempre se propone metas? ¿Alguna en especial para el 2017?

Por ahora, mi única meta es empezar un cortometraje, que espero iniciarlo en pocos días o a inicio del 2017.