María José Martínez Rocha
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El costo es el principal motivo por el cual los latinoamericanos no tienen una cuenta bancaria, señala un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La falta de documentación, la lejanía, desconfianza en el sistema financiero y motivos religiosos también son mencionados como limitantes para desistir de ahorrar en el sistema financiero formal.

La magnitud del ahorro reduce los fondos disponibles para los agentes que quieran invertir y por ende el tamaño de la industria financiera, provocando un incremento en los costos operativos.

Los costos decrecen si hay mayor número de personas ahorrando. Allí está la importancia de ampliar la cantidad de usuarios del sector financiero formal, explica el informe del BID.

La institución multilateral destaca el papel del ahorro como motor del desarrollo económico en un contexto exterior poco favorable, y la estrecha relación entre el ahorro y la productividad.

Latinoamérica necesita “más ahorros y mejores retornos”, reza el informe.

Las iniciativas de las instituciones para ampliar los clientes que operan a través del sistema financiero formal presentaron avances importantes. De 2011 a 2014 la cantidad de cuentas bancarias en América Latina se incrementó 33% .

La publicación señala que el desarrollo de estas iniciativas puede ser simultáneamente un incentivo para ahorrar más.