•  |
  •  |
  • END

Los precios del petróleo se replegaron levemente este viernes en Londres y en Nueva York, luego de tres sesiones en fuerte alza, afectados por la fuerte contracción de la actividad económica en Estados Unidos, primer consumidor mundial de crudo.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en abril terminó cediendo 46 centavos a 44.76 dólares, en relación al cierre del jueves.

En Londres, el barril de Brent con igual vencimiento perdió 16 centavos a 46.35 dólares. “El mercado reaccionó negativamente a las cifras del Producto Interno Bruto” de Estados Unidos, explicó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

El PIB cayó 6.2% en el cuarto trimestre en ritmo anual en relación al anterior, contra una precedente estimación de solamente 3.8%. Los analistas anticipaban una revisión a la baja, pero menos marcada. “No es una buena noticia para la demanda de energía”, estimó Phil Flynn, de Alaron Trading.

Pero los precios en caída de más de dos dólares, luego de este anuncio, lograron limitar sus pérdidas cuando Wall Street se recuperaba y finalmente cedieron solamente una pequeña parte de las fuertes ganancias logradas en las tres sesiones anteriores (+6.78 dólares).

Bajas en reservas

Dos factores explican la neta recuperación de los precios en los últimos días, según los analistas: una baja de los stocks de gasolina en Estados Unidos en la semana pasada, y cifras que muestran que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aplican con rigor la reducción de la producción anunciada en el otoño boreal.

El cartel se comprometió a fines de 2008 a reducir en 4.2 millones de barriles diarios su oferta de crudo, y se reunirá nuevamente el 15 de marzo en Viena. “El mercado de crudo se demanda si la OPEP redujo suficientemente su producción, vista la reducción de la demanda”, explicó Lipow.

El consumo mundial de petróleo descendió en 2008 por primera vez en 25 años, y muchos analistas piensan que la tendencia se amplificará este año.