•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Orlando Solórzano, titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), dijo ayer que se están retomando las gestiones “para que haya mayor liberalidad en el comercio centroamericano, incluyendo a Honduras”, al ser consultado por los medios de comunicación sobre qué medidas tomará Nicaragua este año para solucionar las trabas no arancelarias que impuso el país vecino el año pasado a los productos lácteos y a la carne bovina.

Solórzano fue crítico al señalar que “parece que aquí (en Centroamérica) estamos hablando de unión aduanera, pero se nos olvida el fortalecimiento del comercio intrarregional para productos originarios de Centroamérica, que es lo que ha estado pasando últimamente”.

“O sea, aquí no debemos olvidar que la integración económica de Centroamérica tiene tres ámbitos, tres aspectos o tres etapas si queremos llamarle así en el proceso”, explicó Solórzano.

“Uno es el fortalecimiento del comercio intrarregional, de productos originarios de Centroamérica; la segunda etapa es la unión aduanera centroamericana, que es la facilitación para las mercaderías que vienen de terceros países, y la tercera etapa es el mercado común centroamericano, que es la coordinación de las políticas de producción para fortalecer como región la capacidad productiva”, agregó el titular del Mific.

El funcionario señaló que los empresarios de Nicaragua piensan viajar a Honduras a reunirse con sus homólogos. 

Reunión

Mientras tanto, dijo, los ministros de Economía de la región se reunirán próximamente en Guatemala, aunque no detalló la fecha de la misma. 

“Ahora viene una reunión en Guatemala, para aprobar un proyecto precisamente para facilitar… Es un proyecto que tiene que ver con una plataforma digital para facilitar el comercio intrarregional, pero precisamente si queremos facilitar, tenemos que adoptar medidas para desobstaculizar el comercio de los productos originarios de Centroamérica”, instó Solórzano.

Finalmente el ministro de Fomento, Industria y Comercio nicaragüense enfatizó que la liberalización de las fronteras para los productos nicaragüenses por parte de Honduras “tiene que ser una realidad, si se quiere una integración centroamericana realmente”.

El año pasado, el sector de los lácteos denunció que ese país estaba poniendo trabas a la entrada de productos nicaragüenses, mientras tanto las trabas para el sector de la carne prevalecen desde el 2010. 

“Sí está habiendo exportaciones de lácteos (a Honduras), pero los procedimientos, los trámites, sobre todo en el caso de algunas empresas, están afectando las exportaciones y eso no es lo que dicen los tratados regionales”, manifestó.