•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Dirección General de Ingresos (DGI) de Nicaragua puso en vigor el martes una nueva tasa en la cual reduce los valores catastrales en las zonas turísticas de Granada, Rivas, León y Región Autónoma del Caribe Sur (RACS), lo que atraerá más inversión nacional y extranjera, dijo hoy el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri.

“En todos los balnearios y todas las zonas en las que hay inversión turística nacional o internacional estamos viendo una reducción en las tasas (catastrales)”, declaró Aguerri durante una conferencia de prensa.

Aguerri no precisó, de momento, cuál es el nuevo costo establecido en la tasa catastral, ni cuál era el anterior, aunque sostuvo que el cambio beneficiará la atracción de inversiones.

Granada, León, Rivas y la RACS representan los principales polos turísticos de Nicaragua.

“Ayer entró en vigencia la nueva tabla de costos y valores catastrales para el período 2017 y 2018, las que forman parte integral de esta disposición”, sostuvo Aguerri.

El presidente del Cosep mencionó que la disposición de la DGI responde a las negociaciones efectuadas entre el sector privado y el gobierno.

“Logramos que lo acordado sea trasladado de manera concreta a una disposición que entró en vigencia el día de ayer (martes) para los próximos dos años”, indicó.

Aguerri comentó que la anterior tasa catastral no atraía las inversiones.

“Nosotros decíamos que le quitaban la atracción de inversiones en las zonas turísticas con los costos que se estaban dando con las tasas catastrales”, precisó Aguerri.

La nueva tasa, mencionó Aguerri, beneficiará a los inversionistas interesados en las playas de León, como Poneloya o Las Peñitas; las Isletas de Granada; las playas de Rivas, como Maderas y Tola; y en la RACS, Laguna de Perlas y Corn Island, entre otros sitios.

Lea haciendo click aquí un análisis de porqué Nicaragua depende en este momento del turismo internacional.

Para el año pasado, las autoridades de Nicaragua poryectaban atraer US$ 1,600 millones en inversión extranjera directa.