•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un cambio climático favorable es el factor que entusiasma al sector camaronero de Chinandega, que prepara la siembra para el mes de febrero.

Actualmente, las granjas asentadas en Puerto Morazán y El Viejo, ubicadas a 60 kilómetros de Chinandega, en una zona donde existen 13 mil hectáreas habilitadas, están acelerando las labores culturales del período de siembra, tal como la reparación de muros, de equipos de bombeos y en las extensiones mayores el gradeo del fondo de suelo.

Los productores de camarón  aseguran que para el año 2017, Chinandega podría incrementar en un 40%  la producción del rubro generador de divisas, alcanzando la cifra de 13,000 toneladas métricas.

El ingeniero Nelson Peñalba, gerente de Aqua Servi, puntualizó que a la reunión fueron invitados buena parte de clientes que cultivan camarón, para brindarles capacitación alrededor de las nuevas tecnologías de los sistemas de producción, para lograr excelentes resultados.

Peñalba expresó que el intercambio es saludable para ellos , porque conocen acerca de nuevas formas del manejo y adaptación de las pilas. A la charla educativa asistieron unos cincuenta productores del rubro, capacitación que fue auspiciada por empresas que venden productos para los ciclos productivos.

LA NIÑA

“Hay entusiasmo. Hay un cambio climático a favor de ellos. El fenómeno de La Niña favorece porque hay lluvias a lo largo del año, contrario a la sequía prolongada de tres años atrás”, comentó el experto.

Para el ingeniero José Trinidad Pereira, jefe de producción de la granja acuícola del Ingenio San Antonio, este año será mejor. “Nosotros pensamos sembrar a finales de enero y ya estamos haciendo los trabajos en los estanques. Nuestra proyección para el 2017 es de un millón de libras de camarón”, dijo.  La granja del SER –San Antonio es de 378 hectáreas y está ubicada en el estero de Pasocaballos.

Erick Jaen es productor independiente. Su granja ubicada en el Estero de padre Ramos y el Estero Real, es de 55 hectáreas. Para mí, la capacitación sobre alimentación y cultivo camaronero es saludable. Para ver resultados, hay que invertir en nueva tecnología”, indicó el joven camaronero que visualiza que pretende alcanzar dos mil libras de camarón por hectárea.

“Tengo la esperanza que el clima seco cambie porque de la sequía se esperan enfermedades y  con lluvias se mejora el panorama”, concluye el productor.