•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una planta de generación de energía termoeléctrica, de 140 megawatts, es la alternativa a apagones en el país, como los sucedidos los días 9 y 16 de enero.

Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia, señaló ayer que esa planta “no es la más barata”. 

“Es la más cara”, dijo, “pero que al fin de cuentas es menos caro echar a andar en un momento dado que se nos dé un corte de esos las plantas termoeléctricas a no tener energía del todo”.

El presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), César Zamora, dijo a El Nuevo Diario vía telefónica que esa planta cumple con dos características: una, que está cerca de Managua, donde está la mayor demanda, y dos, que tiene capacidad para estabilizar el sistema energético en casos de apagones. 

“Tiene motores de combustión interna. Cada motor tiene alrededor de 17.5 megawatts de potencia, lo que ayuda, en caso de que haya un apagón de entrar con arranque en negro y como tiene Corinto, como tiene Tipitapa y como podría tener Censa, para estabilizar el sistema”, explicó el empresario del sector energético.

Zamora quiso dejar claro que actualmente en el país hay suficiente energía eléctrica y no hay racionamientos.

El presidente de la CEN afirmó que esa planta, con toda su capacidad de 140 megawatts, se espera, entre a funcionar en los próximos seis meses, pero “se tiene que hacer una línea de Los Brasiles a otra subestación para fortalecer los requerimientos del EOR o la Empresa Regional de Transmisión”.

“Es una planta nueva de fabricación alemana y viene a fortalecer el sistema eléctrico (…) Es una planta robusta, con mayor eficiencia”, expresó el empresario.

Arce recordó que los países centroamericanos tienen el Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac), que tuvo una inversión de US$300 millones.

“Eso nos permite cuando un país tiene cierto déficit de energía (porque tuvo sequía, porque no hay viento o porque no le llegó el combustible a tiempo) otro país le suple a través de esa red la energía que necesita. Eso mantiene una interconexión, que cuando uno de ellos se cae puede trastabillar a los demás”, explicó el funcionario.

Pero Arce dijo que cada país debe tener una alternativa, como la planta en mención.

El pasado miércoles, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN) señalaron que el apagón de varias horas provocó algunas pérdidas en ciertas actividades económicas del país, aunque esos gremios no cuantificaron las pérdidas.

“No tenemos una medición de cuánto fue ese impacto, pero por supuesto que tiene un impacto, no solo económico, sino que también lo tiene en la percepción de la ciudadanía. Es importante entender, los que tenemos la edad para poder recordar, los que vivimos los apagones, es importante entender que esto no vuelva a suceder”, aseveró el miércoles Aguerri.

Más: ¿Quiere ahorrar electricidad?

Por su parte, Rosendo Mayorga, de la CCSN, manifestó que los principales daños por la falta de energía se dieron en el sector de los servicios. “No tenemos datos concretos. Sabemos, por ejemplo, en el sector servicios (hoteles, restaurantes, etcétera) que sí tuvieron afectaciones graves. Además, los pequeños negocios, como pulperías, toda esa gente que estuvieron más de 8 horas sin energía eléctrica tuvieron sus pérdidas”, refirió Mayorga.

Arce: Inversión es clave para crecer más de 5%

INCENTIVO• El asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, dijo ayer que “el elemento fundamental” para que la economía del país crezca a una tasa mayor al 5% en los próximos años “es seguir incentivando las inversiones nacionales y extranjeras”.

El pasado miércoles el presidente de la República, Daniel Ortega, mencionó que la economía de Nicaragua tiene que crecer más del 5%.

Arce informó que ayer mismo Ortega sostendría una reunión con el Gabinete Económico para abordar varios asuntos de carácter económico.

“Obviamente que el elemento fundamental que nosotros concebimos que hay que hacer es, uno seguir incentivando las inversiones nacionales y extranjeras que generen empleos y traigan recursos al país que nos ayuden a dinamizar la economía”, argumentó el asesor presidencial.

Arce, por otra parte, dijo que hay que “activar más los mecanismos de cooperación bilateral”. “Tenemos muchos países amigos, organismos que nos pueden seguir respaldando, de tal manera que eso nos dé la base, para que el fruto del trabajo de los nicaragüenses sea productivo y logremos metas mayores de crecimiento”, aseveró.