• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La banca móvil es la tendencia de las instituciones financieras, las aplicaciones bancarias, es el medio que utiliza el 31% de los milénicos que tienen cuentas para realizar transacciones rutinarias, como depósitos y transferencias. De los milénicos únicamente el 7% hace sus transacciones con un agente-asesor, y 14% con un cajero, según el estudio “2017 Connected Banking Customer Report” de salesforce.

El estudio tiene el objetivo de explorar las actitudes y hábitos actuales de los clientes de banca minorista de la actulaidad, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, categoriza a los entrevistados en tres grupos milénicos (18 a 34 años), generación X (35 a 44 años) y "baby boomers" (más de 55 años). Los dos últimos grupos utilizan mayoritariamente la página web de su banco para realizar sus transacciones 34%, cada uno.

También: Más latinos utilizan banca móvil

Los estadounidenses de los tres grupos generacionales optan por cuentas más líquidas como las cuentas corrientes, que permiten hacer depósitos y retiros ilimitados por diferentes medios, y las cuentas de ahorro. El 98% de los encuestados mayores de 55 años tiene una cuenta corriente, mientras los milénicos solo 88% acceden a este instrumento. END

El informe reconoce que a pesar de las facilidades que otorgan los bancos para la realización de tareas rutinarias en línea y a través de dispositivos móviles, aún los clientes continúan confiando en las sucursales bancarias que visitan, muestra de ello es que más de la mitad de los estadounidenses (58%) afirmó haber visitado una sucursal bancaria en las últimas cuatro semanas.

“Los clientes están confiando tanto en las ramas físicas y métodos digitales para realizar tareas bancarias de rutina”, explica el informe. La seguridad de los datos personales, aplicación móvil bancaria fácil de usar y la cercanía de una sucursal física fueron los principales motivos por los que los encuestados cambiaron de institución bancaria en los últimos cinco años.

Un 48% de los milénicos, cambió de banco por la cercanía de una sucursal bancaria, 29% afirmó haber cambiado por lo fácil de usar la aplicación móvil, y 24% por la seguridad de sus datos personales.

También: Consumidores ya pueden pagar con el smartphone

El estudio se realizó a 2,000 adultos de Estados Unidos y 1,000 de Reino Unido, entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre de 2016.

EN NICARAGUA

El uso de plataformas digitales para realizar transacciones bancarias es reducido debido a la cantidad de personas con acceso a cuentas bancarias, los costos de conexión y de los smartphones, explica Sergio Balladares, vicegerente de innovación de canales alternos de Banpro.

“A diferencia de Estados Unidos que su canal principal para hacer transacciones es la aplicación móvil, en Nicaragua predominan las sucursales físicas. Nosotros estamos un poquito lejos de que el canal principal sea a través del teléfono, tanto porque hay muy poca gente bancarizada y por los costos de conexión y de smartphone, si bien, han bajado siguen siendo prohibitivos para una parte de la población, entonces, el reto está en seguir abriendo canales más cercanos a lo que el cliente quiere, cumpliendo con las políticas internas y las regulaciones del país”, manifestó.

El especialista comenta que la complejidad de las transacciones determina en cierto modo el canal por el que se realizan las transacciones. “Mandar dinero, por ejemplo, es más sencillo realizarlo desde la banca electrónica y gracias a las transacciones interbancarias hay más cantidad de movimientos por internet, permite al cliente ahorrar tiempo, no depende de nadie más para hacerlos, mientras que pedir un crédito, abrir una cuenta, un certificado de depósito se hacen de manera presencial”, añadió

Adicionalmente, Balladares comenta que canales nuevos para la inclusión de personas que no tienen cuenta bancaria como Agente Banpro y las aplicaciones móviles abiertas también han incrementado su importancia, “si bien, no son 100% electrónicos, en el caso de los agentes, si son más prácticos para las personas que aún usa mucho efectivo”, explicó.

Una forma de incentivar el uso de plataformas digitales es verlo desde el punto de vista de los costos, señala Balladares. “Hay que tomar en cuenta que ir a una sucursal tiene un costo en tiempo y dinero para esa persona; si aprovecha la banca en línea, por ejemplo, va a ser un ahorro para ellos y es un medio más adaptable para su estilo de vida”.

Más: Banca electrónica sigue innovando