•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Directivos de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (Acen) y de la Asociación de Caficultores de Nueva Segovia (Asocafens) relanzaron este sábado en Ocotal la Taza de la Excelencia.

Edwin Ruiz González, director ejecutivo de Acen, precisó que la inscripción de lotes debe ser con un mínimo de 8 quintales y con un máximo de 30, en oro.

“El productor tiene que hacer la conversión de (grano) en pergamino a oro, porque el café a competir en la Taza debe ser entregado en pergamino”, explicó.

Aconsejó estimar un poco más en el lote, “pero si entregara 10 en pergamino y resultan 7 en oro, no significa que va a ser rechazado”, indicó.

Señaló que en la presente competición, el café puede ingresar en uno de los cuatro procesos: lavado, semilavado, natural y en miel.

“Y pueden entrar todas las variedades de café, solo que el productor tenga que calificar que el grano reúne una de las bases del evento”, añadió.

Según el programa de actividades, en la fase de preselección quedarán 150 lotes, de los que el Jurado Nacional extraerá 40, los que posteriormente pasarán por la degustación y el olfato del Jurado Internacional.

La subasta

Ruiz González resaltó que el jurado internacional extraerá de los 40 un grupo de los primeros 25 con el mayor puntaje, el cual irá a la subasta internacional, prevista para el primero de junio, con un precio base de U$5.50 la libra; y un segundo grupo de 15, considerado como “ganadores nacionales”, quienes participarán en una subasta de 9 días con un precio base de U$3.50 la libra.

Para Carlos Alberto Bendaña Albir, presidente de Acen, Nicaragua “suena” en la región de Asia por la alta calidad de su grano.

“Países como Taiwán y Corea del Sur están viniendo al país a solicitar muestras”. Comentó que la transformación de la caficultura, después del ataque de la roya que dañó los arábigos, ha venido a mejorar la calidad, porque el productor maneja con más técnicas sus áreas productivas.

Taza de la Excelencia cuesta US$150 mil

Joaquín Lovo Gutiérrez, directivo de Asocafens, destacó que la Taza de la Excelencia es una herramienta para promocionar las calidades del grano nicaragüense.

Dijo que el retorno del certamen implicó comprometerse a poner una contrapartida local de U$30,000 del costo total del evento, estimado en U$150,000, por lo que se requiere de alianzas y patrocinadores.

“Gracias a Dios, todos los actores de Ocotal estuvieron entusiasmados para que la Taza volviera y que Nueva Segovia fuera la sede y presentar este evento al mundo, que Ocotal está con ACEN y con la Taza de la Excelencia”, remarcó.