•   Washington y México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elevó el jueves el tono de sus críticas al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al clasificarlo como una "catástrofe" y sugerir que es necesario tornar "justo" ese acuerdo.

"Estoy muy preocupado con el TLCAN", dijo Trump durante un encuentro con legisladores.

"El TLCAN ha sido una catástrofe para nuestro país", agregó.

El mandatario dijo no estar "preocupado si se trata de renovar el TLCAN o hacer un nuevo TLCAN, pero tenemos que hacerlo más justo porque ahora es muy injusto para los trabajadores estadounidenses y muy, muy injusto para las empresas".

Por eso, señaló que querría añadirle una letra a las siglas, para que refleje un tratado de comercio "libre y justo".
Se trata de un nuevo capítulo en la ofensiva de Trump contra el tratado comercial que une a México, Estados Unidos y Canadá.

Te interesa: Los TLC que más éxito han tenido

Para el nuevo presidente estadounidense, el TLCAN es un mal acuerdo para Washington, que tiene un déficit comercial de 60,000 millones de dólares anuales solo con México.

El intercambio comercial entre México y Estados Unidos asciende a casi medio billón de dólares al año, y aproximadamente el 80% de las exportaciones mexicanas tiene como destino el mercado estadounidense.

EMPRESARIOS MEXICANOS RIPOSTAN A TRUMP

La Cámara de Comercio Internacional en México (ICC, en inglés) acusó ayer al presidente de EE. UU., Donald Trump, de tener una idea "incorrecta" de la relación entre México y Estados Unidos, y le exigió una negociación del tratado comercial "seria, clara y simétrica".

El organismo dijo esperar que el "presidente Trump rectifique y proponga a nuestro gobierno una agenda de negociación con la seriedad, claridad y simetría que nos merecemos como socios, amigos y vecinos", indicó en una carta firma por su presidenta en México, María Fernanda Garza.

Según este organismo mundial, el republicano tiene una idea "incorrecta" sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, vigente desde 1994 entre México, EE. UU. y Canadá) y tras su llegada al poder ha dado un "giro abrupto" a una relación comercial que ha hecho prosperar ambas naciones.