Acan-Efe
  •   San Rafael del Sur  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una delegación de funcionarios salvadoreños viajará este martes a Washington, Estados Unidos, para estudiar con un alto representante del Fondo Monetario Internacional (FMI) la posibilidad de firmar un acuerdo precautorio, informó ayer una fuente oficial.

El secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, aseguró que él y el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, se reunirán con Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental de la entidad financiera.

“Queremos ratificar nuestro interés en negociar un programa con el Fondo y eso está íntimamente relacionado y determinado, en buena medida, por las posibilidades de un consenso nacional” en materia fiscal, al que el Gobierno ha llamado a todos los partidos políticos, manifestó.

En 2016, El Salvador vivió una crisis financiara que casi lo lleva al “default” de su deuda a corto plazo, generada por la falta de ingresos para el pago de sus compromisos, una baja recaudación fiscal y altos índices de evasión de tributos, según el Gobierno.

El impago se evitó tras un acuerdo entre el Gobierno y el principal partido de oposición, Arena, que permitió la emisión de US$550 millones en bonos bajo algunas condiciones, como negociar el acuerdo con el FMI que garantice préstamos para cubrir el déficit fiscal con el compromiso de un ajuste fiscal del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) en tres años.