•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La industria exportadora de carne de bovino proyecta una extracción de 800,000 cabezas de ganado para este año, según declaraciones de Onel Pérez, director ejecutivo de la Cámara nicaragüense de plantas exportadoras de carne bovina (Canicarne), ayer durante una capacitación con representantes del sector.

El director de Canicarne añadió que en 2017 se espera exportar unas 113,000 toneladas métricas entre carne y productos de despojos de bovinos, lo que generaría hasta US$480 millones en ingresos.

Pérez señaló que se están buscando alternativas para agregar valor a la carne producida en Nicaragua, lo que significaría mayor apertura en mercados exigentes como la Unión Europea.

Por ello, la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan), capacitó este 13 y 14 de febrero a integrantes de la industria bovina: empresarios, responsables de criaderos de ganado, mataderos, técnicos, incluso transportistas del sector sobre los requisitos en buenas practicas pecuarias y de manufactura para exportación de carne de bovino a la Unión Europea y otros mercados exigentes.

Ronald Blandón, gerente Conagan,  indicó que están viendo todo lo que concierne a la producción primaria de la carne (el engorde y desarrollo del ganado), para cumplir con los requisitos de la cadena de valor que exige el mercado europeo, entre ellos, la oferta de un producto sano e inocuo, libre de hormonas y aditivos.

Sistemas segregados

Blandón declaró que para finales de abril se firmará con  el Fondo Multilateral de Inversiones del Grupo BID (BID-Fomin) un programa,  el primero en América Latina, sobre producción de sistemas segregados, en el cual Conagan y Canicarne estarán asistiendo técnicamente a 800 fincas durante los próximos tres años.

El programa contará con el apoyo y certificación del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA). El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) es quien facilita el evento desde México hasta Panamá. Se contará con la presencia de expertos en buenas prácticas pecuarias a nivel de fincas y procesamiento industrial.

Blandón comentó que se destinó un fondo de US$1.6 millones para el desarrollo de este programa y se espera conseguir la certificación de unas 300 fincas para 2020.

En tanto, Omar Artola, coordinador de proyectos de Conagan, dijo que de acuerdo al último censo de 2011 había un poco más de cuatro millones de cabezas de ganado en el país, sin embargo, las estadísticas de exportación y extracción apuntan a un estimado de 5.3 millones de cabezas de ganado hasta la fecha.