• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Todas las decisiones importantes en la vida se deben tomar con mesura y sobre todo conociendo los detalles necesarios para obtener el máximo provecho de ellas.

Adquirir un seguro de vida está en esa lista de decisiones que no podemos postergar ni eludir, pero antes de adquirir cualquier póliza es necesario informarnos y contar con asesoría de los expertos.

A continuación presentamos la información que el sitio www.insureuonline.org propone como básicas antes de firmar un contrato de seguros.

1 Repase sus necesidades de seguro:

Hablá con tu agente de seguro, él puede ayudarte a evaluar sus necesidades y darte información sobre los productos disponibles.

2 Decida, cuánta cubierta necesita:

¿Cuánto de los ingresos de tu familia vos producís? ¿Cómo cubrirá su familia los gastos finales y deudas a su fallecimiento? A base de su respuesta a estas preguntas, decida cuánta cubierta necesita, por cuánto tiempo y cuánto puede pagar. Vos querés asegurarte de que adquirís suficiente cubierta de seguro para cubrir el impacto financiero de su muerte inesperada o prematura para su familia.

3 Evalúe su póliza actual de seguro de vida:

Si vos ya tenés póliza de seguro de vida, no la cancelés hasta que haya recibido la nueva. Tenés un período mínimo de tiempo para revisar la nueva póliza y decidir si contiene lo que vos querés. Tené en cuenta que tal vez no sea necesario cancelar tu póliza, sino cambiarla para alcanzar la cubierta o beneficios que requerís.

4 Compare entre las diferentes clases de pólizas disponibles:

Hay dos tipos básicos de seguro de vida: seguros a término (“term insurance”) y seguros por valor en efectivo (“cash value insurance”). El seguro a término generalmente conlleva el pago de prima más baja durante los primeros años, pero sin aumentar los valores en efectivo, que podrá utilizar en el futuro. Por su parte, el seguro por valor en efectivo, puede ser uno de varios tipos: vida entera, vida universal y vida variable. Su elección dependerá de sus necesidades actuales, las que tendrá el futuro y lo que vos podés pagar razonablemente.

5 Asegúrese que puede cumplir con los pagos de prima:

Antes de comprar una póliza de seguro de vida, asegúrese que puede manejar el pago de prima. ¿Puede cubrir el pago inicial? Si la prima aumenta posteriormente; podés costearlas?

6 Procure que un agente de seguros le ayude a evaluar el futuro de su póliza:

¿Cúan rápido aumenta el valor en efectivo de su póliza? Algunas pólizas tienen niveles bajos de efectivo en los primeros años, que aumentan rápidamente con el transcurso del tiempo. Otras pólizas tienen un valor en efectivo con un aumento más balanceado. Pedile a tu agente un desglose de año en año de los valores o beneficios envueltos.

7 Mantenga en vigor su póliza actual:

Es importante que no dejés caer tu póliza para comprar otra sin evaluar ambas alternativas. El reemplazo de una póliza por otra puede ser costoso.

8 Entienda la política de renovación:

Podés renovar la mayoría de las pólizas de seguro a término por uno o más términos si su condición de salud ha cambiado. Cada vez que vos renovés tu póliza a un término nuevo, la prima puede subir. Preguntá cuál será la prima si continúas renovando la póliza. También consulte si perderías la oportunidad de renovación de la póliza después de cumplir cierta edad.

9 Lea su póliza con cuidado:

¿Cambian las primas o beneficios de año en año? ¿Cuánto aumentan los beneficios bajo la póliza? ¿Qué parte de la prima o beneficios no está garantizada? ¿Cuál es el efecto del interés pagadero sobre dinero pagado o recibido en momentos distintos bajo la póliza? Estas preguntas deberán poder ser contestadas de la lectura de su póliza.

10 Revise su programa de seguro cada cierto tiempo:

¿Cómo afectará la inflación sus necesidades futuras? ¿Necesitarás más cubierta de seguros según aumente su familia? Revisá tu póliza con su agente cada cierto tiempo para cubrir cambios en su ingreso y en sus necesidades.