•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Siempre se ha dicho que resulta más económico prevenir que lamentar y justamente este pensamiento encaja perfecto con el ideal de asegurar nuestros bienes y conservar la estabilidad familiar. Eventos como accidentes, fallecimientos, enfermedades, desastres naturales, colisiones e incendios pueden dejarnos consecuencias inesperadas si no estamos preparados, que a diferencia de contar con un seguro, las pérdidas pueden ser resarcidas. Un seguro permite garantizar a la familia un estándar de vida en caso de que uno de sus miembros vaya a faltar. Por su parte, la familia tendría recursos con qué suplir una carencia financiera.

Decisión

La principal razón para estar asegurado, comenta en su experiencia la  vicegerente de mercadeo del Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros (Iniser), Waleska Nuñez, es tener un respaldo económico que garantice por ejemplo la continuidad de un negocio si se cuenta con uno, o responder ante necesidades básicas como la alimentación, educación y gastos del hogar en los momentos más difíciles, sostiene la representante.

Ante los eventuales riesgos que podemos sufrir, las aseguradoras ofrecen diversas opciones (familiar, negocio, construcción, industria) para mantener la seguridad bajo resguardo. “La póliza de seguros logra que podás, por ejemplo, construir tu casa de habitación que por años o a través de financiamiento adquiriste y que no fácilmente disponés del efectivo o tiempo inmediato para obtenerla nuevamente ante un eventual incendio, terremoto, inundación u otro desastre”, explica Nuñez.

Para contratar un seguro, la experta dice que hay que estar claro de los beneficios de alcance que tiene la póliza por la cual se piensa optar para que así se eviten inconvenientes al momento de utilizarlo. Lo más adecuado es que el interesado evalúe los riesgos a los que está expuesto y en base a ellos, adquiera el seguro que más le convenga.

Cuando se haya decidido por cuáles seguros se necesitan, habrá que revisar las diferentes alternativas en el mercado.

También es importante ser responsable con los datos personales en el seguro, de manera que hay que actualizar ciertos registros, como por ejemplo si el beneficiario se mantiene, pues muchas veces nuestro estado civil cambia y al momento de indemnizar es una situación compleja.

En nuestro contexto

Desde el punto de vista de la vicegerenta de Iniser, la percepción que tiene la población nicaragüense es que los seguros son de alto costo adicional. “Nos confiamos, creemos que no nos va a pasar nada, de manera que nuestra meta como empresa aseguradora es que debemos trabajar en la industria del seguro a través de campañas a fin de despejar esa idea”, afirma Nuñez. Para hacer conciencia en los nicaragüenses,  expresa que “medir el riesgo debe ser la cuestión para inclinarse por un seguro, que en general es una decisión acertada”, valora la experta.

En nuestra sociedad, uno de los seguros que más demanda tiene es de la salud y es una de las mejores acciones que podemos hacer por cubrir nuestro bienestar físico y mental, para estar respaldado en caso de enfermedad o accidente.

Por último, los seguros cuidan de nuestros bienes, pues tener una casa o un carro cuesta mucho sacrificio. Si contratás un seguro que proteja estos bienes, vas estar cuidando de tu propiedad y de tu trabajo de años en caso de accidente, desastre natural, robo o incendio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus