• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Banco Central de Nicaragua anunció mediante su informe financiero dado a conocer ayer, que créditos y depósitos bancarios aumentaron al mes de diciembre de 2016, aunque a tasas desaceleradas.

La principal fuente de fondeos para los créditos son los depósitos los cuales experimentaron un crecimiento interanual de 8.6% a diciembre 2016 y 13.9% a diciembre 2015. A diciembre 2016, los depósitos en el sistema financiero nacional ascendieron a C$145,144.1 millones.

Al clasificarse los depósitos según moneda, el Banco Central asevera que los depósitos en moneda extranjera representan el 76% del total y estos aumentaron 11.5% en relación a 2015. Mientras, los depósitos en moneda nacional se mantuvieron prácticamente al mismo nivel del 2015, alcanzando un discreto crecimiento interanual de 0.4%, inferior al 21.4% logrado en 2015.

El BCN concluye que el sistema financiero continuó presentando niveles adecuados de liquidez.

Por su parte, los indicadores de riesgo permanecieron estables. A diciembre del año pasado, los indicadores de rentabilidad, solvencia y capital registraron niveles por encima del promedio observado en 2016, se afirma en el reporte del BCN.

En ese mismo periodo, la cartera de crédito del sistema financiero se ubicó en US$144,709.5 millones, mostrando un aumento interanual de 18.4%, mismo que a diciembre de 2015 alcanzó un crecimiento interanual equivalente al 23%, con indicadores de riesgo estables, siendo los más bajos de la región.

El indicador de cobertura de liquidez que refleja las disponibilidades a depósitos se ubicó en 31.1% al mes de diciembre.

CRÉDITO PERSONAL Y COMERCIO

El crédito personal y comercial lideró el crecimiento de la cartera crediticia.

Los créditos personales se destacaron por lograr un crecimiento interanual a diciembre de 27.1%.

El comercial y el ganadero con 22.3 y 20.8%, respectivamente, experimentaron crecimientos superiores al promedio. Al mismo tiempo el crédito al sector industrial experimentó la mayor desaceleración, señala el informe.

Respecto al aporte del crecimiento crediticio, el sector de mayor contribución fue el comercial con 7.9 puntos porcentuales, seguido por los préstamos para consumo con 6.4 puntos porcentuales.