•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El embajador de Taiwán en Nicaragua, Rolando Jer-ming Chuang, mediante una conferencia titulada “Filosofía Empresarial, la experiencia de Taiwán”, expuso puntos básicos de cómo hacer una empresa rentable a través de los principios morales.

“Yo garantizo que en Nicaragua cada empresa tiene su filosofía, creencias y principios de cómo manejar su negocio, pero yo les mostraré un principio que hará un negocio rentable”, expresó el embajador de Taiwán.

En la conferencia, dictada recientemente y a la que asistieron representantes de la empresa privada, Rolando Jer-ming Chuang explicó que si un negocio no es rentable, no será sostenible y en poco tiempo cerrará sus puertas.

“Lo importante que voy a presentar es cómo hacer una empresa rentable, pero a través de unos principios que además el empleador y los trabajadores deberán poner en práctica entre sí para empujar la empresa, manteniendo la calidad y el servicio”, señaló el embajador.

Jer-ming Chuang destacó durante su exposición que una buena empresa debe tener buenas relaciones entre el empleador y los empleados. “Considero importante incluirlo aquí, porque este tema es justamente la filosofía de la empresa”, comentó.

También explicó que la filosofía empresarial prácticamente son principios y muchas veces tienen que ver con el dueño o fundador sobre su empresa: “debemos manejarlo como una serie de principios y valores”.

PRÁCTICAS TAIWANESAS

El embajador destacó algunas prácticas que las empresas taiwanesas realizan para la buena relación entre empleados, entre ellas destaca remuneraciones para los trabajadores, calidad profesional y calidad de herramientas de trabajo.

Ahorro, atención, honrar palabra y ser proactivo es la filosofía que aplican las empresas taiwanesas. Así lo explicó el diplomático tras resaltar que “llevar un control de costos, para ahorrar, atender los pequeños problemas, ser puntual y cumplir con los compromisos es fundamental para que una empresa sea rentable”.

Jer-ming Chuang también se refirió a la imagen del producto. “En Taiwán nos preocupamos porque el producto genere una buena impresión, además debemos preocuparnos por lo que los clientes realmente necesitan”, comentó. El embajador  detalló algunas formalidades que ayudarán a las empresas nicaragüenses, tales como invertir en capital humano, invertir en salario mínimo justo y compartir valores sociales y morales.