• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En la actualidad si una empresa no está dispuesta a ver las dimensiones en que se centra la Responsabilidad Social Empresarial: sociales, ambientales, económicos, derechos humanos, entonces prácticamente no es una empresa preparada para la globalización.

El trabajo que se realiza en cada dimensión fortalece el Desarrollo Sostenible de los negocios y organizaciones, según la Unión Nicaragüense para la Responsabilidad Social Empresarial (uniRSE).

Ante eso, la asociación expone los beneficios que logra una empresa al implementar acciones de Responsabilidad Social Empresarial:

1. Ventaja competitiva.

2. Reputación

3. Mejor capacidad para atraer y retener a trabajadores miembros de la organización, clientes o usuarios.

4. Mantenimiento de la motivación, compromiso, y productividad de los empleados.

5. Mejor percepción de los inversionistas, propietarios, donantes y comunidad financiera.

6. Relación con empresas, gobiernos, medios de comunicación, proveedores, organizaciones pares, clientes y la comunidad donde la empresa opera.

Además las prácticas de RSE a nivel interno de una empresa provoca una menor rotación del personal, lo que se traduce en generar menos costos en contratación de personal, formación y los costos asociados. Igualmente logrará contar con colaboradores comprometidos y empáticos.

A la sociedad le permite contar con empresas más humanas que se preocupan por el desarrollo de las personas y comunidades aledañas, que son transparentes y conscientes de su impacto y trabajan por vivir más en consonancia con su entorno.

Las prácticas de responsabilidad social agregan valor a los negocios de la empresa, la cual puede valerse de ese potencial diferenciador para sus estrategias de negocios.

La credibilidad es otro punto a favor de una empresa socialmente responsable, pues si esta es respetuosa con las personas y el medio ambiente se ganará una reputación que le garantizará mayor sostenibilidad.

Y aunque la RSE aporta gastos, estos deben ser considerados como una inversión, ya que estas estrategias deben afectar directa o indirectamente en una mayor rentabilidad para la empresa y su mayor crecimiento económico.