•   Kuwait  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Kuwait construirá un inmenso puente de 36 km por encima de las aguas del Golfo, con el objetivo de lanzar un ambicioso proyecto para reactivar la ruta de la seda entre Asia y Europa.

Esta obra monumental va a conectar la capital Kuwait con Subbiya, una región del norte del país cercana a las fronteras terrestres y marítimas con Irak e Irán.

Bautizado con el nombre del difunto emir Al Ahmad al Sabah, el puente es "estratégico" para lograr el proyecto Silk City, una zona de libre comercio situada entre Asia Central y Europa, explica Ahmad al Hassan, alto responsable del ministerio de Obras Públicas.

Para esto, el pequeño estado resucita la mítica ruta de la seda, esa red de vías comerciales Este-Oeste por las que han transitado durante siglos numerosas mercancías, entre ellas la seda.

Lanzado en 2015 por el gobierno, el proyecto Silk City necesitará hasta 95.000 millones de euros de financiación, según al Hassan. Preparada sobre miles de km2, la zona de libre comercio debe servir para desarrollar la región en gran parte deshabitada de Subbiya, pero también como plataforma económica para el norte del Golfo, una de las regiones más dinámicas del mundo.

De acuerdo con el proyecto inicial, Silk City podrá acoger 700.000 habitantes en una ciudad residencial totalmente integrada en el 2030. La ciudad deberá estar dominada por una torre de 1.001 metros de altura e incluir zonas para empresas en la región de Subbiya donde ya ha sido construida una central eléctrica de 5.000 MW.

Además está en construcción un gran puerto de contenedores en la isla de Bubiyan, la más grande de Kuwait, cerca de las costas iraníes.

Listo a finales de 2018

El puente, que tiene como punto de partida Shuwaikh, el gran puerto comercial del emirato, está formado por dos partes: un tramo principal que une Subbiya por el norte y otro de 12,4 km que pone rumbo al oeste.

"El puente de Subbiya solo, es el cuarto más largo del mundo", precisó Hassan.

La construcción reducirá la duración de la travesía de la bahía de Kuwait a unos veinte minutos, frente a la hora y media actual, según los promotores del proyecto.

Las obras ya han sido realizadas en un 73% y las dos partes de la construcción deberán estar listas en noviembre de 2018, indicó a la AFP una ingeniera del proyecto, Mai al Messad.

Para llevarlo a cabo, ha sido necesario construir dos islas artificiales en la ruta. El puente hacia Subbiya está sujetado por 1.500 pilares con un diámetro de hasta tres metros y cuyos cimientos se encuentran a una profundidad de 72 metros, "un récord mundial", según Messad.

Según ella, la obra está constituida en un 80% por 960 vigas prefabricadas de 40 a 60 metros cada una. El puente se eleva en entre 9 y 23 metros por encima del mar.

De un coste de 904 millones de dinares (2.800 millones de euros), el puente está construido por un consorcio dirigido por el gigante surcoreano Hyundai Engineering and Construction, mientras que otra firma surcoreana, GS Engineering & Construction, realiza la segunda parte de la obra.

Kuwait dispone de fondos soberanos de 600.000 millones de dólares y prevé destinar 115.000 millones a las inversiones previstas en el marco de su plan quinquenal de desarrollo.

El emirato se ha comprometido a mantener casi invariables sus gastos públicos para sus proyectos de desarrollo pese al fuerte descenso de sus ingresos petroleros, que representan el 95% de los ingresos del Estado.