•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Banco de Fomento a la Producción (BFP) colocó en 2016 casi US$70 millones en préstamos al sector productivo del país, afirmó ayer Helio Montenegro, presidente del Consejo Directivo de esa institución.

Según Montenegro, es un “registro histórico” en préstamo de recursos del BFP y afirmó que en 2017 se pretende superar la cifra.

“El año pasado fue record. Nunca el banco había colocado tantos fondos en la producción nacional”, señaló.

“La lección que hemos aprendido es que colocar es fácil relativamente. ¿Quién no quiere un préstamo? El problema no es colocar, sino colocar bien. Sobre todo, se debe recuperar”, opinó Montenegro.

La colocación de créditos ha tenido una tendencia positiva,  según el gerente general de BFP, en 2015 se logró colocar US$48 millones y este año aspiran una colocación aproximada a los US$80 millones.

“En 2016 cerramos con una colocación de US$65 millones, este  año pensamos cerrar nuestra cartera más o menos en US$80 millones, mientras  que en 2015 teníamos colocados unos US$48 millones”, comentó.

Por su parte, el gerente general de BFP, Daniel Otazo Fagalde, señaló que los indicadores de  esta institución son favorecedores. “Hemos llegado a tener indicadores de riesgo que son muy satisfactorios y que en muchos casos incluso son superiores a los del promedio del sistema financiero nacional lo cual ha sido muy satisfactorio para nosotros”, declaró.

CAMBIO DE IMAGEN

Funcionarios del Banco de Fomento a la Producción informaron ayer, durante un desayuno con los periodistas, que la institución está en un proceso de cambio de imagen que presentarán próximamente. 

Otazo dijo que en 2015 un nuevo consejo directivo y una nueva gerencia se hicieron cargo de la institución y “el sueño” que se proyectaron fue “crear un verdadero banco de desarrollo con todos los atributos y componentes que un país como Nicaragua necesita de manera tan urgente”. 

Montenegro manifestó que esa institución ha logrado posicionarse en “prácticamente” un año como un banco que promueve la producción, la productividad, los nuevos negocios, entre otros sectores de la población. 

Los productores que han sido beneficiados con créditos del BFP han aumentado sustancialmente, según Daniel Otazo Fagalde,  la cantidad de cliente entre 2015 y 2016 se ha incrementado aproximadamente cinco veces más, al pasar de un poco más de 4,200 clientes a 22,000 en 2016.

“Hemos llegado a sectores productivos de la economía  como se estipula en la misión de nuestra institución a través de los tres productos que tenemos, y hemos llegado a un número de clientes en términos de cantidad de desembolsos casi 5 veces superior al que se había llegado en gestiones anteriores, el año pasado beneficiamos a 22,000 productores y en 2015 eran un poco más de 4,200 la gran mayoría de los productores son pequeños y medianos. Desde ese punto de vista ha sido un año bastante satisfactorio”, apuntó.